CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Alemania

Persecución en Alemania para hallar al autor del ataque en Berlín, que ISIS afirma haber inspirado

Por Frederik Pleitgen, James Griffiths, Angela Dewan

(CNN) — La policía alemana está buscando a un ciudadano tunecino, nacido en 1992, en relación con el ataque en un mercado navideño de Berlín, que dejó 12 muertos y 48 heridos, dijo a CNN un funcionario de seguridad, este miércoles.

Documentos de identidad del sospechoso fueron hallados en la cabina del trailer utilizado en el ataque, dijo el funcionario.

Las autoridades liberaron a un solicitante de asilo que había sido detenido poco después del suceso, ya que no tienen suficientes pruebas para retenerlo.

Peter Frank, fiscal general en el Tribunal Federal de Justicia de Alemania, dijo en un comunicado que las pruebas forenses no vinculan al hombre con la cabina del camión.

Mientras la búsqueda continúa, ISIS afirmó haber inspirado el ataque. La agencia de noticias afiliada al grupo terrorista, Amaq, describió al autor como un «soldado del Estado Islámico», que había actuado en respuesta a las peticiones de ataques en Occidente.

Las autoridades alemanas están tratando el ataque como un acto terrorista; sin embargo, no hay evidencia de una relación directa entre el atacante e ISIS.

publicidad

La policía ha hecho un llamamiento al público para que les hagan llegar videos y fotos digitales del incidente para tratar de identificar posibles sospechosos.

Hombre polaco asesinado dentro del camión

Un hombre polaco, encontrado muerto por disparos en el interior del camión, fue identificado como su conductor habitual, según los medios alemanes.

Él no estaba conduciendo el trailer en el momento del incidente, dijo la policía. El arma utilizada para matarlo todavía no ha sido recuperada.

El camión, que era propiedad de una empresa polaca, transportaba 25 toneladas de acero cuando fue utilizado para embestir a la multitud, de acuerdo con su propietario Ariel Zurawksi.

Zurawksi identificó al conductor muerto como su primo.

«Estaba viendo si volvía a casa el jueves por la noche, ya que todavía necesitaba comprar un regalo de Navidad para su esposa», dijo Zurawski.

Un país de luto

Alemania no ha identificado públicamente a ninguna de las víctimas y la policía ha pedido a los testigos que no publiquen videos ni fotos de ellas como señal de respeto.

Sin embargo, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia dijo el miércoles que una ciudadana italiana, Fabrizia di Lorenzo, estaba desaparecida después del ataque y que su familia estaba ahora en Berlín. El Ministerio dijo que estaba esperando que los investigadores alemanes completen su trabajo antes de emitir un comunicado.

La agencia de noticias italiana ANSA informó que la mujer desaparecida, de 31 años, trabajaba en Berlín y que su teléfono celular se encontró en el lugar del ataque. Su madre y su hermano han ido a Alemania para someterse a pruebas de ADN, dijo ANSA.

Durante una visita al lugar de los hechos, la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que estaba «horrorizada y profundamente triste por lo que pasó».

El ataque del lunes podría causar aún más agitación política para Merkel, que ha sido objeto de críticas por la política de su gobierno hacia los refugiados. Alemania ha recibido más de 890.000 solicitantes de asilo en el último año, un número mucho mayor que otras naciones europeas.

Pero los ataques terroristas islamistas en Alemania y en todo el continente han impulsado la reacción contra la acogida de refugiados.

Vestida de negro, Merkel llamó a la unidad frente al ataque. Dijo que sería «especialmente repugnante «si el autor del ataque resultara ser un solicitante de asilo», como sugirió inicialmente la policía.

Los mercados de Navidad en toda la ciudad estaban cerrados. Los berlineses se reunieron en la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm, cerca del lugar de los hechos, para presentar sus respetos a las víctimas.