(CNN) - Puede que nunca hayas oído hablar de él, pero sin este oso quizá nunca habrías visto un panda en un zoológico.

Pan Pan, el panda macho más viejo del mundo, murió el miércoles en la provincia china de Sichuan.

Durante su vida, Pan Pan tuvo más 130 hijos y nietos, según los medios estatales chinos, por lo que el 25% de todos los pandas en cautiverio son sus descendientes.

Su familia ahora está vive repartida El 2en zoológicos de todo el mundo, desde California, en Estados Unidos, a Chiang Mai en Tailandia, e incluso en Edimburgo, Escocia.

Pan Pan tenía 31 años, el equivalente panda a más de 100 años humanos.

"Fuerte y viril"

Los pandas son difíciles de criar en cautividad. Una hembra es fértil durante no más de tres días al año y un embarazo puede durar hasta 200 días.

Pero Pan Pan ayudó a lograr un gran avance en la crianza de pandas de China.

En declaraciones a CNN, un portavoz del Centro de Investigación y Conservación del Panda en Sichuan, China, dijo que Pan Pan había sido encontrado en la naturaleza, lo que lo hacía más "salvaje" que otros pandas.

"Tenía un físico fuerte. Pan Pan era muy rápido y ágil cuando era joven", dijo.

"Pan Pan trajo esperanza al Centro. En un grupo de pandas lentos, débiles, Pan Pan destacaba. Él siempre estaba lleno de energía y vitalidad".

El Centro dijo que Pan Pan estuvo en "plena flor" a finales de 1990, antes de que finalmente se retirara de la cría debido debido a su edad.

El 'padre héroe' 

La cuenta oficial de Weibo del Centro anunció la muerte de Pan Pan el miércoles, describiendo al panda como el "padre héroe" de muchos.

"La salud de Pan Pan se deterioró rápidamente. Perdió su capacidad de moverse y cazar. El personal médico trató de rescatarlo pero no tuvo suerte", dijo el comunicado.

Tan Chengbin, del Centro de Investigación y Conservación para Pandas Gigantes dijo a Xinhua que Pan Pan había estado luchando contra el cáncer y su salud se había "deteriorado" en los últimos tres días.

Su muerte se produce menos de dos meses después de que la panda más longeva del mundo, una hembra llamada Jia Jia, falleció en Hong Kong a la edad de 38.

Actualmente la panda más longeva es Basi, que vive en Fujian, China, y tiene 36 años.