CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
EE.UU.

Apple recibe un impulso de Trump y de los problemas de Samsung

Por Paul R. La Monica

(CNNMoney) — Puede que el iPhone haya acabado de celebrar sus 10 años. Pero para los inversionistas de Apple, el único número que importa es este: 134,54 dólares.

Es el récord histórico del valor de la acción de Apple, que llegó a ese punto hace casi 21 meses, el 28 de abril del 2015.

Apple prácticamente se ha estancado desde ese momento. Facebook, Amazon, Netflix y Alphabet, dueño de Google, han tenido todos nuevos récords más recientemente que Apple.

Sin embargo, hay varias razones para creer que Apple por fin está volviendo por el buen camino.

La acción ha tenido un buen comportamiento últimamente, ganando casi un 8% desde la elección presidencial, en noviembre pasado.

Aunque en un principio los inversionistas en tecnología estaban nerviosos por el triunfo de Donald Trump por algunos tuits hostiles sobre los líderes de Silicon Valley, las acciones de Apple y de otros gigantes tecnológicos han disfrutado desde entonces de un fuerte repunte.

Parte de ello se debe a una esperanza más generalizada de que las políticas de Trump impulsarán los gastos corporativos y de los consumidores. Y eso, por supuesto, ayudaría a Apple y a otros fabricantes de dispositivos.

Pero también hay una esperanza creciente de que el gobierno de Trump pueda reducir algunos impuestos corporativos, lo que podría motivar a Apple y a otros gigantes tecnológicos que han acumulado efectivo en el exterior -como Microsoft y Google– a traerlo de vuelta a Estados Unidos.

En este momento, Apple tiene 237.600 millones de dólares en efectivo en su balance financiero. En octubre pasado, durante la última reunión con los inversionistas, el director financiero de Apple, Luca Maestri, aseguró que de ese total 216.000 millones de dólares estaban en el exterior.

Si Apple es capaz de “repatriar” ese dinero a Estados Unidos podría, potencialmente, utilizarlo en compra, recompra de acciones o mayores dividendos. Los inversionistas probablemente aprobarían eso.

¿Otra razón para el optimismo? La esperanza creciente de que el iPhone 7 siga vendiéndose bien, sobre todo por los masivos problemas que su mayor competidor, Samsung, ha enfrentado con el Galaxy Note7, el celular que se incendia y que hoy ya no existe.

También hay esperanza por la versión del iPhone que será revelada durante el 2017 como parte de la celebración de los 10 años de ese teléfono celular.

¿Será que Apple lo bautiza como iPhone 8? ¿El ocho? ¿Será que se salta los números 8 y 9 y lo llama iPhone 10? ¿O tal vez lo llame iPhone X si decide imitar a la NFL y comenzar a utilizar número romanos?

En todo caso, sin importar cómo se llame ese iPhone, los inversionistas esperan que todo ese alboroto alcance para cumplir con las expectativas y ayude a disipar la idea de que Apple ha perdido su ventaja innovadora desde que Steve Jobs murió y Tim Cook lidera la compañía.

La acción de Apple está estancada desde abril del 2015.

La acción de Apple está estancada desde abril del 2015.

El analista de UBS Steven Milunovich escribió en un reporte, a comienzos de esta semana, que las acciones de Apple todavía requieren paciencia. Pero piensa que la acción comenzará a subir a medida que aumente el optimismo por el próximo iPhone.

La analista de Morgan Stanley Huberty es más optimista. Acaba de decir que Apple tendrá la mejor acción relacionada con hardware en el año, por la expectativa de que vuelva a traer el dinero que tiene en el exterior y la amplia reforma a los impuestos que se llevaría a cabo en el gobierno de Trump.

Sin embargo, Huberty argumenta que tal vez el gran catalizador para Apple serán sus ventas de iPhone en China. Aunque Apple ha experimentado una dura competencia de teléfonos inteligentes chinos como Xiaomi, Huawei, Vivo y Oppo, Huberty cree que esas compañías están atendiendo a la gama más baja del mercado. Y asegura que cuando Apple revele su nueva actualización del iPhone, el mercado que tiene en China volverá a dispararse.

“Los inversionistas están preocupados porque Apple perdió su innovación en China. Pero no creemos que ese sea el caso”, escribió la experta. “Los usuarios de gama alta de China son fieles a Apple pero están esperando un cambio más profundo… una actualización”.

Huberty piensa que Apple romperá un nuevo récord en su acción el próximo año. Su precio objetivo para los 12 meses que vienen es de 148 dólares, casi un 25% más de los niveles actuales.

Y en sus cálculos más extremos sobre un alza de la acción, lo que haría que las ganancias fueran mayores de lo esperado, podría llegar a los 190 dólares. Un aumento de más del 60%.

Con ese precio, el valor de mercado de Apple podría dispararse hasta el mítico billón de dólares, un hito para una empresa de Estados Unidos.