CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

¿Dónde está Melania Trump? 12 días sin una aparición pública

Por Kate Bennett, Betsy Anderson

(CNN) — El Ala Oeste de la Casa Blanca ha estado produciendo noticias sin parar desde que el presidente Donald Trump asumió el cargo, pero el Ala Este se ha mantenido literalmente en la oscuridad.

Han pasado 12 días desde la última aparición pública de la primera dama Melania Trump, que tenía pensado dividir su tiempo entre Washington y Nueva York, donde su hijo, Barron, está terminando el año escolar.

La tarde del miércoles, en una solemne escena en la que Trump subió al Marine One rumbo a Delaware para presentar sus respetos a la familia de un soldado caído en servicio estaba acompañado por su hija, Ivanka, un recordatorio de que ella es su familia más cercana en Washington.

La última aparición pública de Melania Trump fue el 21 de enero, cuando fue al servicio multiconfesional posterior a la toma de posesión en la Catedral Nacional de Washington. Al día siguiente, coincidiendo con el 12 aniversario de boda de la pareja, Melania Trump regresó a la ciudad de Nueva York con Barron.

Una portavoz dijo a CNN que la primera dama volvería a la Torre Trump temporalmente.

“La primera dama agradece a todos por su apoyo y la hermosa bienvenida en Washington. Ella regresará a Nueva York por la semana escolar y dividirá su tiempo entre Washington y Nueva York durante las próximas semanas”, dijo la portavoz.

La primera dama no ha regresado a Washington DC desde entonces.

A pesar de esto, una portavoz de la primera dama negó los recientes reportes de que Melania Trump no tenía planeado mudarse a Washington en absoluto.

“Ese informe no es cierto”, dijo la portavoz.

Más tarde el miércoles, Stephanie Winston Wolkoff, asesora de la primera dama, confirmó que Melania Trump se trasladará a Washington.

“La señora Trump se trasladará a Washington DC y se instalará en la Casa Blanca al final del año escolar, dividiendo su tiempo entre Nueva York y DC mientras tanto” dijo. “La señora Trump tiene el honor de servir a este país y está tomando el papel y las responsabilidades de primera dama muy en serio”.

Pero por ahora, sin una primera dama de tiempo completo, las funciones típicas de esa parte de la maquinaria de la Casa Blanca están en un verdadero punto muerto. La noche del miércoles, la oficina de la primera dama anunció su primera contratación, Lindsay Reynolds, quien será su jefa de gabinete.

“Estoy preparando un equipo profesional y altamente experimentado que lleva tiempo hacerlo correctamente. Estoy muy emocionada de organizar y reunir a un grupo de personas tan dinámico y con visión, que van a trabajar juntos para hacer que nuestro país sea mejor para todos”, dijo Trump en un comunicado.

Pero la primera dama aún no ha completado un equipo de personal. Trump tampoco ha anunciado formalmente una plataforma de causas oficiales, una agenda social de acontecimientos, ni su calendario en Washington.

El lunes por la noche, los paparazzi captaron a la primera dama y Barron en la ciudad de Nueva York. Melania Trump y Barron se trasladan alrededor de Manhattan con un destacamento del Servicio Secreto.

Durante la transición, el presidente dijo a la prensa que su esposa y su hijo menor se le unirían “muy pronto. Justo después de que termine la escuela”.

Y en una entrevista con el New York Times la semana pasada, Trump dijo que Melania y Barron, de 10 años, estarían en la Casa Blanca los fines de semana.

La Casa Blanca se negó a hacer comentarios tras una solicitud de CNN. Sin embargo, fuentes dentro de Pennsylvania Avenue dijeron que no se ha visto a Melania Trump en la Casa Blanca desde el fin de semana inaugural.

Se espera que se una a su marido en Mar-a-Lago este fin de semana, confirmó un funcionario de la Casa Blanca el miércoles.

Melania Trump hizo algunas apariciones públicas durante la campaña electoral. Dio un discurso en la Convención Nacional Republicana en julio, que rápidamente quedó envuelto en controversia cuando se descubrió que parte de su discurso eran plagiadas de otro de Michelle Obama.

También defendió a su marido en una entrevista con Anderson Cooper de CNN después de que se liberara una conversación de 2005 en la que el ahora presidente hizo comentarios sobre su comportamiento sexualmente agresivo hacia mujeres, una declaraciones que ella calificó como “charla de chicos”.

“Le dije a mi esposo que, saben, ese lenguaje es inapropiado. No es aceptable. Y quedé sorprendida, porque no es el hombre que conozco”, dijo la esposa del canidato republicano en una entrevista exclusiva con Anderson Cooper de CNN.