(CNN Español) - Varios médicos cubanos que permanecían varados en Bogotá, Colombia, desde hace varios meses, esperando una visa para viajar a Estados Unidos, podrán terminar su travesía, pues finalmente les fueron otorgados los permisos de viaje, según le relató uno de los médicos a CNN en Español.

Norelvis Hernández, quien ha permanecido en la capital colombiana desde hace cinco meses luego de abandonar la misión médica cubana a la que fue enviado a Venezuela, dice que un grupo de más de 20 cubanos viajará a Estados Unidos el próximo lunes 6 de febrero desde Bogotá.

Ellos serán los primeros médicos cubanos en llegar al país luego de que fuera derogado el pasado 12 de enero el programa Parole de profesionales médicos del gobierno de Estados Unidos, un programa de admisión provisional para profesionales cubanos de la salud.

Lee: ¿Qué cambia y qué no cambia con la eliminación de la política de "pies secos / pies mojados"?

La embajada de Estados Unidos en Colombia no respondió la petición de un comentario sobre este caso.

De Venezuela a Bogotá: meses de espera y campaña

Un grupo de 600 médicos cubanos varados en Bogotá publicaron en octubre de 2016 una petición en la página Change.org dirigida al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la que pedían agilizar el proceso de otorgamiento de la visa a través del programa Parole, pues su situación en Colombia ya era insostenible.

“Nosotros los profesionales de la salud cubana, emigramos motivados por las disímiles condiciones infrahumanas a las que somos sometidos desde el inicio de la misión; amedrentados e intimidados por los altos funcionarios de la misión médica, comprometiendo incluso la integridad física de cada colaborador”, dice la petición de los médicos cubanos.

Norelvis Hernández le dijo a CNN en Español a través de una llamada telefónica desde Bogotá que aunque su misión inicial era cumplir con la misión de dos años, el gobierno de Cuba extendió el programa otros dos años. Pero las condiciones no eran las mejores.

“Trabajar en Venezuela sin recursos, sin condiciones, porque todo lo teníamos que comprar con el poco salario que nos daban en la Misión: teníamos que comprar hojas, los esferos (bolígrafos) para escribir, la vivienda era pésima”, relata Hernández, quien fue enviado a un Centro de Diagnóstico Integral en el estado Miranda.

“Me decepcionaron cosas tanto en Venezuela como en Cuba”, cuenta.

Llegada a Colombia

En agosto de 2016, Hernández llegó a Colombia tras abandonar la misión en Venezuela, con 900 dólares en el bolsillo después de haber vendido sus pertenencias en Cuba y retirar todos sus ahorros. El dinero le duró menos de tres meses y desde entonces ha atravesado momentos difíciles, pues sin trabajo ni dinero las cosas se complican.

Norvelis Hernández, médico cubano permaneció en Bogotá cinco meses esperando una visa para ir a Estados Unidos. (Crédito: Norvelis-Hernández/archivo particular)

Norvelis Hernández, médico cubano permaneció en Bogotá cinco meses esperando una visa para ir a Estados Unidos. (Crédito: Norvelis-Hernández/archivo particular)

“A Cuba no podemos regresar porque no seríamos nadie, porque dejaríamos de ser médicos… [no podríamos trabajar] ni como recolectores de basura”, dice sobre su decisión de volver a su país. “Íbamos a ser perseguidos en Cuba por la seguridad del Estado a donde quiera que nos moviéramos”.

Hasta el momento ha vivido en una vivienda al sur de Bogotá con otros 12 compañeros con quien comparte habitación y un mismo baño, según relató.

Cambios en Estados Unidos

En la petición de Change.org, los profesionales médicos cubanos aseguraban que estaban viviendo “en situaciones de miseria casi extrema” y que llegaron a Colombia con la esperanza de acogerse al programa de visas y llegar a Estados Unidos para empezar una nueva vida.

Sin embargo, muchos de ellos no alcanzaron a acogerse al programa, pues esta fue eliminada por decisión del presidente Barack Obama en el marco de la normalización de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana, justo días antes de terminar su mandato presidencial.

Ese programa ha sido ampliamente criticado por Cuba, calificándolo como una “práctica reprobable que priva a Cuba y a muchos otros países de recursos humanos vitales”.

“Estábamos asustados por la decisión tomada por el presidente Obama, porque decíamos ‘bueno, ahora qué vamos a hacer’”, dice Hernández sobre el cambio de política de Estados Unidos.

Cuba pide a los médicos regresar

Este jueves, el Ministerio de Salud de Cuba solicitó a los médicos cubanos que se encuentran en otros países, regresar al país y reincorporarse al Sistema Nacional de Salud, según una nota informativa publicada este jueves en el diario oficial Granma.

“En Cuba conservan la plaza laboral y reciben el salario íntegro, así como los beneficios de la seguridad social para él y su familia”, dice el comunicado del Ministerio de Salud.

El Ministerio de Salud estima que unos 50.000 trabajadores de la salud cubanos hacen presencia en más de 60 países.

Los convenios médicos se hacen en tres modalidades, según el Ministerio de Salud: una en la que Cuba asume los gastos, otra donde los comparte con el país receptor y la tercera en la que se abonan los servicios prestados.

“En esa última modalidad, si bien constituye un aporte económico que contribuye a la sostenibilidad y desarrollo del Sistema Nacional de Salud, las misiones no pierden su carácter solidario pues nuestros médicos laboran en regiones adonde se niegan ir profesionales de los propios países”, dice el comunicado.

Pero Norelvis Hernández tiene claro que no regresará a su país.

A partir de este lunes un nuevo proyecto de vida lo espera en Estados Unidos, donde será recibido por la ONG Solidaridad Sin Fronteras y un grupo de trabajadores sociales que lo ayudarán a empezar su vida desde cero.

A Cuba no podemos regresar porque no seríamos nadie, porque dejaríamos de ser médicos… no podríamos trabajar ni como recolectores de basura

Norelvis Hernández, médico cubano en Bogotá