CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Guerra en Siria

Siria

Rabia vs. alegría: así se juega fútbol en las ruinas de Aleppo

Por Matias Grez, Patrick Sung, Salma Abdelaziz

(CNN) — Para los aficionados al fútbol en Aleppo, un partido hace muy poco les dio una visión fugaz de cómo se veía la vida.

El clásico local entre el Al Ittihad y el Al Hurriya el pasado sábado 28 de enero fue el primer partido profesional jugado en esa ciudad devastada por la guerra luego de cinco años.

El fútbol profesional regresó después de cinco años a Aleppo.

El fútbol profesional regresó después de cinco años a Aleppo.

Tenía todas las características de cualquier partido normal: una afición considerable, equipada con trompetas, tambores y banderas, animando en los dos equipos.

Pero para aquellos que ya no son capaces de calificar a Aleppo como su hogar, este partido estaba lejos de ser algo normal.

“Esta es una guerra mediática, para mostrar que el régimen ha recuperado la ciudad y la ha hecho un lugar seguro”, le dijo a CNN Thaer, un periodista local simpatizante de la oposición.

Él dice que se vio obligado a huir de la ciudad durante la evacuación de diciembre de Aleppo oriental y ahora vive en Turquía. CNN no publica su apellido por preocupación por su seguridad.

“Ellos forzaron a la mitad de la población de Aleppo a salir de su casa”, agregó Thaer. “Los convirtieron en refugiados en todo el mundo”.

“Estas son mentiras, es muy molesto ver esto, después de toda la sangre derramada y de todos los mártires que murieron. El régimen está actuando como si nada hubiera pasado. Ellos están jugando al fútbol sobre las ruinas de Aleppo”.

A finales del año pasado, el enclave rebelde fue recapturado por las tropas del gobierno después de que un asedio y meses de bombardeos rusos destruyeran lo poco que aún quedaba de lo que alguna vez fuera una pujante ciudad.

Decenas de miles de personas se vieron obligadas a evacuar sus hogares bajo un acuerdo de cesa del fuego alcanzado por Rusia y Turquía.

Durante el asedio, cientos de miles de residentes fueron expulsados de la ciudad, mientras que casi cerca de 11 millones de personas en todo el país se convirtieron en desplazadas, según estimaciones de Naciones Unidas.

Más de la mitad de la población siria se ha visto obligada a huir de sus hogares.

“Sensación indescriptible, antinatural”

"El último partido que vi fue en el 2010", le dijo el hincha Mohammad Alí a la agencia AFP.

“El último partido que vi fue en el 2010”, le dijo el hincha Mohammad Alí a la agencia AFP.

Desde que Aleppo se dividió entre las fuerzas rebeldes y las del ejército sirio en el 2012, los aficionados al fútbol sólo habían podido ver jugar a los dos clubes rivales en la ciudad de Latakia, a 172 kilómetros de Aleppo.

“Es un sentimiento indescriptible y antinatural volver al campo, en el estadio de Aleppo, luego de cinco años”, aseguró el jugador del Al Ittihad Omar Hamidi a la AFP antes del partido, que se jugó en la parte occidental de la ciudad.

“Hoy volvemos al estadio, la gente ha salido”

Aunque el terreno estaba seco y polvoriento y los edificios dañados que rodean al estadio Riayat Al Shabab aún muestran las claras marcas de la violencia y dureza de los bombardeos, el ambiente era como el de cualquier otro clásico local en cualquier parte del mundo.

“Han pasado cinco años y hemos estado esperando que suceda algo en Aleppo”, dijo a la AFP un fanático, Ghassan Mahmood. “Ahora, se están haciendo de nuevo partidos de fútbol. Hay una atmósfera de seguridad en Aleppo”.

En un oeste de la ciudad siempre bajo el control del régimen, un gran retrato del presidente de Siria, Bashar Al Assad, fue desplegado de forma imponente en la tribuna, mientras que la policía antidisturbios estaba pendiente de todo.

La imagen de Al Assad en lo alto de la tribuna.

La imagen de Al Assad en lo alto de la tribuna.

Para Thaer, sin embargo, la atmósfera no era ni parecida a cuando asistía a partidos.

“Los residentes de Aleppo adoran los deportes y apoyaban al Al Ittihad “, aseguró. “Cuando había partidos, el estadio se llenaba y se agotaban las entradas. Pero ahora miren el estadio, sólo con unos cientos de personas. Esto todo son mentiras. Antes de la revolución apoyábamos al Al Ittihad porque era nuestro equipo en Aleppo. Pero cuando comenzaron las protestas hubo una división en el equipo, y los que estaban en contra del gobierno fueron forzados a irse o fueron detenidos”, añadió.

“No lo consideramos un equipo deportivo, los consideramos reclutas del régimen, miembros del gobierno. Este equipo se ha ido de nuestros corazones”.

Mohamed Sorour anotó el gol de la victoria para el Al Ittihad.

Mohamed Sorour anotó el gol de la victoria para el Al Ittihad.

Al Ittihad ganó 2-1 gracias a un gol de última hora de Mohamed Sorour, que le sirvió para mantenerse en el liderato de la Liga Premier siria, mientras que el Al Hurriya está en los puestos de descenso. Para muchos, ya sea por buenas o malas razones, el resultado final era totalmente irrelevante.