(CNN) - Corea del Norte confirmó este domingo que completó “con éxito” el lanzamiento de un nuevo misil balístico de alcance medio, el Pukguksong-2.

Según la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, por sus siglas en inglés), el Pukguksong-2 fue probado este domingo bajo la supervisión del líder de ese país Kim Jong Un. La agencia informó también que Kim estaba presente en el sitio y que fue el encargado de dar la orden de hacer el lanzamiento.

La prueba fue confirmada por funcionarios de Corea del Sur y de Estados Unidos.

Se trata de la primera prueba con un misil balístico que hace Pyongyang desde que el presidente de Estados Unidos Donald Trump se posesionó en el cargo, el pasado 20 de enero.

MIRA: Misil de Corea del Norte pone en alerta a EE.UU.

Desde el 2016 Corea del Norte ha llevado a cabo varias pruebas de misiles y también lanzó un satélite en lo que, para los expertos, significa que ha eliminado varios obstáculos en su camino hacia la tecnología de misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés).

Desde el 2016 Corea del Norte ha llevado a cabo varias pruebas de misiles y también lanzó un satélite.

Fuentes le dijeron a CNN que el misil viajó 500 kilómetros (310 millas) antes de aterrizar en el Mar de Japón, también conocido como Mar del Este, y que fue lanzado desde la provincia de Pyongan del Norte.

Los misiles balísticos de mediano alcance suelen tener un rango de entre 1.000 y 3.000 kilómetros (621 a 1.864 millas).

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas llevará a cabo unas consultas sobre Corea del Norte el próximo lunes en la tarde, como medida de urgencia, según la Misión de Estados Unidos ante la ONU. La reunión especial fue solicitada por Estados Unidos, Corea del Sur y Japón.

El misil fue lanzado mientras el primer ministro de Japón Shinzo Abe visitaba a Trump en Estados Unidos.

“El más reciente lanzamiento de un misil por parte de Corea del Norte es absolutamente intolerable. Corea del Norte debe cumplir por completo con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre este tema”, dijo Abe en una conferencia de prensa en Palm Beach, Florida.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha emitido unas resoluciones para restringir el desarrollo de armas nucleares de Corea del Norte, mediante las cuales se le ha prohibido a ese país asiático lanzar misiles balísticos.

En la misma rueda de prensa, Trump habló después de Abe e hizo una declaración muy breve al respecto: “Solo quiero que todo el mundo entienda y sepa que Estados Unidos respalda a Japón, su gran aliado, un 100%”.

El secretario jefe de gabinete de Japón, Yoshihide Suga, aseguró que el hecho de que el lanzamiento se realizara justo cuando Abe se reunía con Trump era una “clara provocación para Japón y para la región”.

Tokio ya ha presentado varios protestas en contra de Pyongyang, a través de su embajada en Beijing, dijo Suga.

LEE: Lanzamiento de misil, un mensaje de Corea del Norte a Japón

El presidente de Estados Unidos Donald Trump (izquierda) y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump (izquierda) y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un.

‘Acciones punitivas’

La agencia KCNA describió el misil como un “nuevo sistema de armamento estratégico coreano” capaz de transportar una ojiva nuclear y de “evadir interceptaciones”.

El reporte de la agencia estatal de noticias norcoreana también asegura que Kim “expresó su gran satisfacción por estar en posesión de otro poderoso ataque nuclear, lo que aumenta el tremendo poder de la nación”.

KCNA informó que el lanzamiento “fue realizado con el método del ángulo elevado y no del campo de tiro, tomando en consideración la seguridad de los países vecinos”.

El presidente en funciones de Corea del Sur, Hwang Kyo-ahn, aseguró: “El gobierno de Corea del Sur y la comunidad internacional están trabajando de manera conjunta para tomar las acciones punitivas apropiadas por este lanzamiento”.

Según la oficina del presidente de Corea del Sur, el consejero de seguridad nacional de Trump, Michael Flynn, habló con su homólogo de Corea del Sur, Kim Kwan Jin, y ambos condenaron el lanzamiento y estuvieron de acuerdo en “buscar todas las posibles opciones” para disuadir a Pyongyang de seguir llevando a cabo esas pruebas en el futuro.

Konstantin Kosachev, jefe del Comité de Asuntos Internacionales del Consejo de la Federación Rusa, dijo que Corea del Norte debe cumplir con las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, de acuerdo con la agencia de noticias Sputnik. Sin embargo, advirtió que cualquier “acción unilateral por parte de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón” solo agregará más tensión a la situación.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, emitió un comunicado este domingo condenando el lanzamiento y afirmando que Corea del Norte “debe abstenerse de nuevas provocaciones, detener todos los lanzamientos que usen tecnología de misiles balísticos y abandonar de una vez y para siempre sus programas de misiles balísticos de una forma completa, verificable e irreversible, así como lo estipula el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”.

La Unión Europea (UE) también condenó a Corea del Norte y dijo que el “repetido menosprecio de sus obligaciones internacionales es inaceptable y provocador”, a través de una declaración emitida por la oficina del vocero de la UE.

LEE: Estados Unidos: Corea del Norte es el único que debe temerle al sistema de defensa de misiles

Desde el 2016 Corea del Norte ha llevado a cabo un sinnúmero de pruebas de misiles y también lanzó un satélite en lo que, para los expertos, significa que ha eliminado varios obstáculos en su camino hacia conseguir la tecnología de misiles balísticos internacionales (ICBM, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, la de este domingo fue la primera prueba de un misil balístico desde el 20 de octubre del 2016.

Angela Dewan, Elise Labott, Elizabeth Landers, Athena Jones, Ryan Browne, Yoko Wakatsuki, William J. Lee y Yoonjung Seo contribuyeron con este informe.