CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Los suecos lo están pasando bien a expensas del presidente Trump

Por AJ Willingham

(CNN) — Los suecos tienen una rica oferta cultural, que incluye una sensible inclinación por el diseño industrial y, al parecer, un sano sentido del humor. En los últimos días, han elegido ejercer este último… a expensas del presidente de Estados Unidos.

Durante un acto en Melbourne, Florida, el sábado, el presidente Donald Trump hizo referencia a un incidente terrorista inexistente en Suecia, ocurrido supuestamente la noche anterior. Trump dijo más tarde que sus comentarios se referían «a una historia transmitida por Fox (News) relativa a los inmigrantes» en Suecia.

El daño ya estaba hecho. Los suecos e internautas de todas las nacionalidades comenzaron a parodiar los no-eventos con hashtags como #JeSuisIKEA.

Un sitio de noticias sueco, Aftenbladet, publicó una lista de sucesos que ocurrieron durante el fin de semana en el país, entre ellos una persecución de coches y un alce real teniendo sexo con un alce de madera. Publicaron en inglés, específicamente para los ojos del presidente Trump, escribiendo: «Señor presidente, esto es lo que ocurrió en Suecia el viernes por la noche» Era una lista bastante tibia, salvo por el asunto de los alces.

publicidad

La Embajada de Suecia en EE.UU. optó por un enfoque menos humorístico, pero dolorosamente señalado:

«Estamos deseando informar a la administración estadounidense sobre inmigración y políticas de integración en Suecia»

Este «incidente sueco», como está siendo llamado, no es el primero en que los escandinavos son insolentes con el presidente.

A principios de febrero, la primera ministra de Suecia tuiteó una foto de sí misma firmando una ley sobre cambio climático, rodeada por un grupo de mujeres que forman el gobierno de Suecia.

El mensaje aquí es doble: uno, que la postura de Suecia sobre el cambio climático es muy diferente a la adoptada por el gobierno de Trump. Dos, que el presidente Trump prefiere las imágenes de sí mismo firmando decretos rodeado por personas que miran con aprobación. Esas personas son, mayoritariamente, hombres.

Suecia, dice el tuit, hace las cosas de manera un poco diferente.