CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
DACA

Polémica en Colombia por la visita del rapero Wiz Khalifa a la tumba de Pablo Escobar

Por CNN Español

(CNN Español) — El rapero estadounidense Wiz Khalifa causó revuelo en su paso por Colombia.

Durante este fin de semana, Khalifa visitó Medellín y Bogotá para una serie de presentaciones en ambas ciudades.

En Medellín, el rapero visitó la tumba de Pablo Escobar y el edificio Mónaco, el que fuera el lugar de residencia del capo del narcotráfico colombiano.

Las fotografías causaron revuelo y hasta fueron calificadas como “apología al delito” por parte del alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez.

“Ignorar la historia de Colombia hace que la gente haga cosas estúpidas. Escobar mató a muchas personas”, escribió un usuario de Instagram en la publicación de Khalifa.

CNN en Español se comunicó con los representantes de Wiz Khalifa para solicitar un comentario del artista sobre este tema, pero no tuvo una respuesta inmediata. El rapero tampoco se ha pronunciado en sus redes sociales respecto a esta polémica.

 Wiz Khalifa “no es bienvenido”

El llamado de atención más fuerte hacia el rapero provino del alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, quien dijo que el artista es “un sinvergüenza” y exigió que le pidiera perdón a las víctimas de Escobar.

“Ese sinvergüenza en vez de haberle llevado flores a Pablo Escobar le tuvo que haber llevado flores a las víctimas de la violencia de esta ciudad y le debe ofrecer una disculpa a esta ciudad. Aquí no es bienvenido”, dijo el alcalde de Medellín a periodistas este fin de semana.

“Cómo se nota que a ese tipo no le ha tocado sufrir la violencia de estos narcotraficantes… No puede ser que vengan artistas acá o a cualquier ciudad del país y hagan apología al delito o a la violencia”, añadió Gutiérrez. “Nos han hecho mucho daño”.

El mandatario local dijo que la ciudad aún sufre toda la “cultura de la ilegalidad” que dejó el narcotráfico y por eso es necesario luchar contra ese flagelo y las estructuras criminales.

Pablo Escobar fue el narcotraficante más poderoso de finales de los 80 y construyó un imperio multimillonario traficando cocaína. Su fama y fortuna fueron tan grandes, que incluso llegó a ser nombrado entre la lista de los más ricos del mundo por la Revista Forbes en 1987.

Entre 1987 y 1992 Colombia enfrentó un recrudecimiento general de la guerra por cuenta de los carteles del narcotráfico, entre ellos el de Medellín, liderado por Escobar, según relata el Centro de Memoria Histórica en su informe de 2013, ¡Basta Ya!.

Aunque no hay una cifra exacta de los muertos que dejó la lucha contra Escobar, las autoridades estiman que son aproximadamente 5.000, según cifras reportadas por medios locales.

En su lucha contra el Estado, Escobar ordenó la muerte de varios líderes políticos —como el ministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla y el candidato presidencial Luis Carlos Galán Sarmiento—, jueces, periodistas y cientos de policías y muchos de sus rivales del narcotráfico.

Escobar fue un hombre tan ambicioso y brutal, que se convirtió en uno de las personas más ricas y en uno de los criminales más violentos de todos los tiempos.

Las historias de su riqueza absurda son tan bien conocidas, como por ejemplo una en la que tuvo que quemar 2 millones de dólares en billetes para mantener caliente a su hija mientras se escondían de las autoridades.

Escobar se convirtió en una leyenda como Al Capone o Bonnie and Clyde.

La visita del rapero y la polémica como tal dividió a los usuarios de redes sociales.