CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Esta es la máscara que podría ayudar a los bomberos a salvar muchas vidas en los incendios

Por Jacopo Prisco

(CNN) — ¿Qué es lo más peligroso en un incendio?

Si crees que son las llamas o el calor es entendible: estas cosas son peligrosas también. Pero desde el punto de vista de una víctima de un incendio y de un bombero, el enemigo más mortal es el humo.

El humo causa más muertes de bomberos que las llamas, según la Asociación Nacional de Protección contra el Fuego de EE.UU. (NFPA, por sus siglas en inglés), porque las personas quedan incapacitadas tan rápido por los gases, que no pueden ponerse a salvo.

Y además deja a los bomberos ciegos, porque es imposible ver algo en una habitación llena de humo.

Por eso es que los equipos de bomberos usan cámaras especiales que les permiten ver a través del humo y que les presentan imágenes basadas en el calor en vez de la luz.

Ver a través del humo

Los humanos pierden la conciencia cuando la concentración de oxígeno cae por debajo del 9%, pero empiezan a perder el juicio y la coordinación cuando esta cae en cerca del 17%, una bocanada por debajo de la cantidad normal de aire respirable de 21%.

En un edificio en llamas, el humo puede usualmente obstruir la visión. Para detectarlos —así como para ver áreas peligrosas midiendo los niveles de calor— los equipos de rescate deben estar dotados con cámaras de imagen térmica, que muestran el calor en colores brillantes sobre fondos más oscuros.

Pero hay un problema: “Los sistemas convencionales requieren que sostengas la cámara para que veas la pantalla; pero para los bomberos no tener una mano libre en un ambiente peligroso no es ideal”, dice Graham Wilson, director de Desing Reality, una compañía basada en Gran Bretaña a la que la empresa manufacturera de equipos para la extinción de incendios Scott Safety le encargó la fabricación de un producto que pudiera abordar específicamente esta preocupación.

Manos libres

La idea de Scott era integrar la cámara térmica en la máscara que todos los bomberos ya usan, llamada respirador. Tiene múltiples funciones, pero sobre todo protege de partículas y humo.

La cámara, llamada Sight, es pequeña y lo suficientemente liviana —pesa unos 226 gramos— para no adicionarle peso significativo a la máscara. Esta proyecta una imagen térmica dentro de la máscara, a nueve cuadros por segundo. Más configuraciones pueden ser fácilmente establecidas a través de una aplicación de smartphone.

Como la cámara está montada en una pieza esencial del equipo, cada miembro del equipo tiene una, con lo que se espera que se incremente la seguridad, pues el bombero puede ver por sí mismo, en vez de depender de indicaciones de voz de un líder de grupo que lleva la cámara.

Según los fabricantes de la cámara, es la primera de este tipo en producirse: “Pero en la industria la idea no es tan nueva, porque todos la han pedido por mucho tiempo”, dice Wilson. “El reto era convertirlo en un producto”.

Otro desafío era no complicar la propia máscara: “Era difícil poner nueva tecnología en una máscara existente, porque no podemos permitirnos perder el rendimiento del respirador; tiene estándares que debemos respetar”, añade Wilson.

¿Cuál fue la solución? No usar cables: la cámara envía la información al sistema de visión de la máscara de manera inalámbrica, así que no hay necesidad de insertar un cable en la máscara, algo que podría limitar el campo de visión.

Salvavidas

Desde la etapa conceptual, Sight fue desarrollada en colaboración con bomberos en ejercicio, que fueron involucrados en sesiones de prueba y entrenamiento.

“La clave sobre si esto iba a salir bien”, dice Wilson, “fue cuando lo lanzamos y los bomberos venían a nuestro puesto en convenciones y decían: ‘Aleluya, hemos estado esperando esto por mucho tiempo’”.

Comparado con cámaras tradicionales manuales, que pueden costar miles de dólares, la Sight también es más accesible: se vende por cerca de 1.500 dólares, con máscara incluida.

Pero Wilson cree que el punto de venta real está en todas partes. “Este producto va a salvar vidas”, dice. “¿Qué más querrías?”.