(CNN) - El presidente de Francia, Francois Holland, le dijo en una conversación telefónica a la primera ministra británica, Theresa May, que cualquier discusión sobre la “futura relación” entre Gran Bretaña y la Unión Europea tendrá que ser después del divorcio, una reiteración a las palabras que la canciller de Alemania, Angela Merkel, había hecho anteriormente.

“El presidente dijo que primero era necesario discutir las modalidades del retiro, notablemente relacionados con los derechos de los ciudadanos y las obligaciones relacionadas con los compromisos hechos por Gran Bretaña”, dijo el Palacio del Eliseo en un comunicado.

La Presidencia de Francia agregó que con base en el progreso que se alcance, los países “deben ser capaces de abrir la discusión sobre las futuras relaciones entre Gran Bretaña y la Unión Europea, de acuerdo con la carta que Donald Tusk escribió en nombre del Consejo Europeo”.

"El 'brexit' no es una amenaza a la Unión Europea"

Entre tanto, el secretario para "brexit", David Davis, dijo que la carta sobre la activación del artículo 50 de la primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, no es una amenaza a la Unión Europea, durante una entrevista a la Radio 4, de BBC, en el programa ‘Today’, este jueves.

Esto luego de que May fuera acusada de usar la seguridad de Gran Bretaña y de los ciudadanos europeos como un elemento útil para negociar la salida de la Unión Europea.

En la carta formal mediante la que notificó a la Unión Europea de la intención de Gran Bretaña de salir del bloque, May advirtió de que si no se llega a un acuerdo sobre la relación futura entre ambas partes habría consecuencias para la seguridad.

Theresa May firmó la carta de notificación del "brexit" el martes por la noche.

"En términos de seguridad el hecho de no llegar a un acuerdo significaría que nuestra cooperación en la lucha contra la delincuencia y el terrorismo se debilitaría", escribió en la carta al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

En total, May mencionó la palabra seguridad 11 veces en la carta de seis páginas.

“Esta no es una amenaza. Es una declaración del hecho de que esto podría ser dañino para ambos, no para uno de nosotros; ella no dijo que sería dañino para un lado. Dañino para uno de nosotros si no alcanzamos un acuerdo. Es un argumento para alcanzar un acuerdo. Ese es el punto”, añadió Davis a la BBC.

La primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, activó este miércoles el Artículo 50 que desencadena el "brexit", el proceso de salida del país de la Unión Europea en un plazo de dos años.

"Hoy el Gobierno actúa por la voluntad del pueblo británico. El proceso del artículo 50 ya está en marcha porque así lo quiso la gente británica, Gran Bretaña dejará la Unión Europea", dijo May este miércoles.

"Este es un momento histórico del que no hay vuelta atrás. Vamos a tomar control de las cosas que más nos importan. Esa es nuestra ambición y nuestra oportunidad y esto es lo que este Gobierno está determinado a hacer", añadió.

Los británicos votaron a favor abandonar la Unión Europea en un referéndum muy disputado y controvertido, el pasado mes de junio, pero el procedimiento formal de "divorcio" no comenzó hasta que la primera ministra informó oficialmente a Europa que su Gobierno invocaba el artículo 50.

Eso sucedió a las 13:30, hora local, cuando Tim Barrow, representante permanente de Gran Bretaña ante la Unión Europea, entregó una carta de notificación al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. May fue fotografiada firmando la carta este martes por la noche.