CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Viajes

Fyre Festival: cuando un lujoso festival en el paraíso se vuelve un caos

Por Eric Levenson, Deborah Bloom

(CNN) — Si apareciste en el Fyre Festival atraído por su publicidad —como muchos, muchísimos fanáticos lo hicieron— creíste que ibas a tener un fin de semana de presentaciones musicales de primera clase, mientras modelos en bikinis desfilaban a tu alrededor y jets y yates privados te llevaban desde y hacia un paraíso en el Caribe.

Todo lo que cualquier millenial necesita para publicar con mucho orgullo en sus redes sociales.

Sin embargo, la realidad ha sido todo menos eso.

Aquellos que gastaron hasta 12.780 dólares por el lujoso fin de semana en Exumas, en las Bahamas, fueron sorprendidos este jueves por una masiva desorganización, tiendas de campaña a medio construir y comida servida que era un poco más que unos sándwiches de queso.

¡Ah! y no había cerveza.

“El Fyre Festival es un completo desastre. Un caos masivo. No hay organización. Nadie sabe a dónde ir. No hay villas, solo una ciudad de tiendas desastrosa”, escribió William Finley, en Twitter junto a un video donde muestra la situación.

El festival se realizaría en dos fines de semana: del 28 al 30 de abril y del 5 al 7 de mayo.

Un festival decepcionante

“Nos dimos cuenta que todo era una farsa completa y no había nada listo, no había una organización ni un liderazgo”, agregó Finley, de Raleigh, Carolina del Norte.

Él y tres de sus amigos gastaron 8.000 dólares para ir al festival. Pero cuando llegaron encontraron que el alojamiento eran unas carpas simples y les costó saber dónde había sido puesto si equipaje.

“Fue horrible, era como un campamento de verano”, dijo él. “Todo allí era una farsa”.

No mucho después de llegar, Finley y muchos otros viajeros se devolvieron al aeropuerto en un intento de dejar lo más pronto posible el tal festival. Pero allí se encontraron con multitudes igualmente frustrada con la misma idea: volver a sus lugares de origen.

Alyssa Saran viajó al festival desde Vancouver con su esposo y juntos pagaron 3.000 dólares por una experiencia VIP. Ella dice estar muy decepcionada por cómo se ejecutó el festival y compartió fotos en sus redes sociales del terreno del festival, que aparece aún bajo construcción.

Esta foto de Alyssa Saran, que llegó desde Vancouver al Fyre Festival, muestra el caos del evento.

Saran y su esposo pasaron la noche en la casa de uno de los organizadores, pero no todo el mundo tuvo semejante suerte.

“Tengo dos amigos en el área en este momento. Están tratando de hacer lo que más pueden pero tuvieron que buscar toallas y ropa de cama para dormir”, dice ella.

Sara recibió un correo electrónico sobre cómo obtener la devolución de su dinero y está poniéndose en contacto con un abogado.

Ja Rule: ‘No es una estafa’

Se esperaba que el evento, fundado por la estrella del rap Ja Rule, presumiera de eventos musicales de alto nivel, incluyendo agrupaciones como Blink-182, Migos, Lil Yachty y Major Lazer.

Sin embargo, dada la aparente desorganización, Blink-182 canceló su aparición.

“No estamos seguros de que tendríamos lo que necesitemos para darles la calidad de las presentaciones que siempre les damos a nuestros fanáticos”, dijo la banda.

En su sitio web, los organizadores del Fyre Festival culparon del caos a “circunstancias fuera de nuestro control”, y admitieron que “la infraestructura física no estaba a tiempo en el lugar” para el evento.

“Las cosas tuvieron un inicio inesperado desde el día uno del Fyre Festival”, dijo el festival en Instagram. “Gracias por acompañarnos mientras trabajamos con los dolores de crecimiento que experimenta todo primer año de un evento”.

El festival fue pospuesto y los organizadores trabajan en coordinar vuelos charter complementarios desde la isla hasta Miami, dijo el Fyre Festival.

En una nota en Twitter, el rapero Ja Rule dijo estar con el corazón partido por lo que ocurrió en el evento, pero defendió su papel en él.

“Quería que este fuera un increíble evento. No fue un fraude como todo el mundo está reportando”, escribió. “No sé cómo ocurrió todo pero estoy trabajando en hacer lo correcto asegurándome que a todos se les devuelva el dinero”.

“Me disculpo sinceramente y aunque esto no fue mi culpa, estoy asumiendo la responsabilidad”, añadió.

El Gobierno de Bahamas dijo que estaba “extremadamente decepcionado” con el “caos y desorganización total” que encontraron los viajeros.

“Los organizadores del evento nos aseguraron que todas las medidas habían sido tomadas para asegurar un evento seguro y exitoso, pero no tuvieron la capacidad para ejecutar un evento de esta escala”, dijo el Gobierno de Bahamas.

–Donie O’Sullivan and David Williams de CNN contribuyeron con este reporte.