(CNN Español) - La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) abrió investigación contra los 40 edificios que se derrumbaron tras el terremoto del pasado 19 de septiembre, según lo confirmó el jefe de Gobierno de la capital mexicana, Miguel Ángel Mancera.

Entre esos 40 inmuebles se encuentra el Colegio Enrique Rébsamen, según dijo Edmundo Garrido, procurador de Justicia de Ciudad de México, en una conferencia de prensa grabada, a la que tuvo acceso CNN en Español.

LEE: El antes y después del colegio Enrique Rébsamen, el centro de atención de los rescates

“Nosotros ya estamos iniciando investigación por cada uno de los inmuebles que están relacionados con el lamentable hecho. Vamos a iniciar carpetas de investigación para solicitar peritajes correspondientes en cada una de las construcciones y tener nosotros el antecedente y determinar si hay responsabilidades”, agregó el procurador.

Según Garrido, la investigación se realizará con la ayuda de personal especializado, como peritos en estructura y arquitectos.

La idea será determinar si las constructoras de esos edificios usaron materiales que no cumplen con los estándares mínimos de calidad y de sismorresistencia.

Para Garrido, eso constituiría un delito de fraude.

El terremoto de magnitud 7,1 que sacudió al centro del México el pasado 19 de septiembre, día en que se conmemoraban 32 años del mortal terremoto de 1985, deja al menos 337 muertos.

Se calcula que solo en Ciudad de México se registraron daños en 11.200 edificaciones, de las cuales según las autoridades 360 tienen un "diagnóstico rojo", es decir que no son habitables.

Algunos de los edificios que colapsaron fueron construidos después del terremoto de 1985, tras el cual se aprobaron normas de construcción más estrictas.