CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Portugal

Hombre que golpeó a exesposa no va a prisión porque la infidelidad de la mujer lo “deshonró”

Por Doug Criss, Vasco Cotovio

(CNN) — Hay indignación en Portugal después de que un tribunal de apelación dictaminó que un hombre no debería ir a la cárcel por los brutales golpes que le propició a su exesposa, porque la infidelidad de la mujer lo “deshonró”.

La golpiza ocurrió en junio de 2015, cuando el hombre y el examante de su exesposa la atacaron con un palo con clavos. De acuerdo con los documentos de la corte, el examante la sostuvo mientras el hombre la golpeaba en la cabeza y el cuerpo con el palo. A la mujer tuvieron que suturarla con cinco puntos debido a las lesiones por los golpes en la cabeza.

El hombre, la exesposa y su examante no fueron identificados en documentos judiciales.

El hombre recibió una sentencia suspendida de un año y tres meses en la cárcel. También se le exigió pagar una multa. La fiscalía apeló el caso, con la esperanza de obtener una sentencia más severa y forzar al hombre a cumplir un tiempo real en la cárcel.

Pero los jueces del Tribunal de Apelaciones de Oporto se negaron a imponerle una sentencia más dura al hombre. Y su razonamiento sorprendió a muchos: el comportamiento del hombre era excusable porque el adulterio de la mujer mancillaba su honor.

“Ahora, el adulterio de la mujer es un ataque muy serio contra el honor y la dignidad del hombre”, dijo el fallo, firmado por el juez Joaquim Neto de Moura. “Fue la deslealtad y la inmoralidad sexual de la demandante lo que hizo que (el acusado) cayera en una profunda depresión, y fue en este estado depresivo y nublado por la rebeldía que llevó a cabo el acto de agresión, como fue bien considerado en la sentencia bajo apelación “.

Sentencia criticada como ‘abusiva’

El fallo también sugirió que este caso de violencia doméstica era menos importante que otros casos similares debido a la infidelidad de la mujer.

“Este caso está lejos de tener la seriedad que, en general, se presenta en casos de maltrato en el contexto de la violencia doméstica”, dice el fallo. “Por otro lado, la conducta del acusado tuvo lugar en un contexto de adulterio practicado por la demandante”.

Los jueces también citaron la Biblia y pasajes bíblicos “que la mujer adúltera debe ser castigada con la muerte”.

La condenación a la decisión y el razonamiento del tribunal superior fue rápida y Amnistía Internacional la calificó de “abusiva”.

“Amnistía Internacional de Portugal expresa su preocupación no solo por el desempeño de los jueces adjudicados en violación de los preceptos legales y constitucionales, sino por el reflejo de una cultura y justicia que promueve la misoginia”, indicó una declaración del grupo de derechos humanos.

Amnistía también dijo que la judicatura “tiene la obligación de proteger a los ciudadanos, por igual, sin discriminación de género” y para asegurarse de que aquellos que cometen crímenes de violencia doméstica sean responsables “independientemente de la relación”.

No se sabe si los fiscales apelarán la última decisión judicial.