(CNN) - Después del alboroto en Austin, Texas, la Fórmula Uno ya está este fin de semana en el Autódromo Hermanos Rodríguez de la Ciudad de México para lo que es sin dudas su mayor fiesta del año.

Lewis Hamilton ganó en México en 2016.

Desde su regreso al calendario hace dos años, el Gran Premio de México se ha establecido como una de las locaciones más populares que visitan los pilotos durante el año, en la que combinan el encanto de las carreras de la vieja escuela con la vibra de fiesta en las gradas.

Lo que la remodelada pista puede haber perdido en emoción –la perversamente rápida curva Peraltada quedó partida a la mitad –, ganó con su sección de estadio, un amplio anfiteatro que atraviesan los pilotos mientras son observados por 30.000 fanáticos que gritan y ondean banderas.

La sección de estadio en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

Es en ese lugar, en medio de una tormenta de confeti y juegos pirotécnicos, donde tendrá lugar la ceremonia de premiación el domingo y, probablemente, Lewis Hamilton sea oficialmente coronado como campeón del 2017.

Diez puntos son lo que separan a Hamilton de su cuarto título mundial de la Fórmula Uno y llegar a ser el piloto británico más exitoso de todos los tiempos.

Además, está en camino de ser el mejor piloto de la historia de la F1, de acuerdo con el jefe de su equipo, Toto Wolff.

"Lewis está a punto de romper todos los récords que se han impuesto en la Fórmula Uno, y solo es cuestión de tiempo para que la gente diga que él está en camino de ser el mejor piloto que ha existido", dijo Wolff a Press Association.

"Este es el mejor Lewis –tanto dentro como fuera de la pista– con el que he trabajado desde 2013".

¿En qué lugar se encuentra Hamilton entre los mejores conductores de la F1? Dinos tu opinión aquí.

El Gran Premio de México se llevará a cabo el domingo 29 de octubre.