(CNN) - La embajadora de Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, alertó que Estados Unidos “tomará nota” de los países que voten a favor de una resolución que condena la decisión del gobierno de Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

“En la ONU, constantemente se nos pide que hagamos más y donemos más, y en el pasado lo hemos hecho”, escribió Haley en Twitter y Facebook este martes. “Entonces cuando tomamos una decisión, a voluntad del pueblo estadounidense, sobre dónde ubicar NUESTRA embajada, no esperamos que aquellos a los que hemos ayudado nos apunten”.

Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos en Naciones Unidas.

“Este jueves habrá un voto en la ONU criticando nuestra elección. Y sí, Estados Unidos tomará nota”, agregó la embajadora.

El presidente Donald Trump respaldó a su embajadora en una reunión del gabinete en Washington este miércoles.

“Estaremos viendo los votos”, dijo el presidente. “Déjenlos votar contra nosotros. Ahorraremos mucho. No nos importa. Pero así no solía ser donde ellos podían votar en tu contra y luego les pagas cientos de millones de dólares y nadie sabe lo que están haciendo”.

Trump indicó que él y Haley acordaron el mensaje de la embajadora de antemano.

“Nikki, ese fue el mensaje correcto que ambos acordamos ayer”, dijo. “La gente que vive aquí, nuestros geniales ciudadanos están cansados de que se aprovechen de este país y no se seguirán aprovechando de nosotros más”.

Este lunes, Estados Unidos ejerció su poder de veto en la ONU para hundir una resolución del Consejo de Seguridad que criticaba la medida unilateral de la Casa Blanca para reconocer a Jerusalén como la capital de Israel. Haley emitió el veto, bloqueando la resolución presentada por Egipto, a pesar de que los otros 14 miembros del Consejo de Seguridad votaron a favor.

Los palestinos pasarán ahora la resolución a la Asamblea Nacional de la ONU, donde Estados Unidos no puede evitar unilateralmente la censura. El voto está programado para este jueves.

Además de su advertencia en redes sociales, Haley también envió una carta a las naciones socias alertándolas sobre el potencial impacto de su voto.

El presidente Donald Trump anunció a principios de diciembre que Estados Unidos reconocería a Jerusalén como la capital de Israel y que movería su embajada a esa ciudad. La controversial medida cambió el precedente de décadas de política exterior y ocasionó protestas en toda la región.