(CNN Español) - El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos anunció este lunes que suspende el Estatus de Protección Temporal para los Salvadoreños, lo que afecta a más de 200.000 inmigrantes.

Más de 100 miembros del Congreso y más de dos docenas de senadores, republicanos y demócratas, han instado a la Casa Blanca a extender el TPS para los haitianos, salvadoreños y hondureños. Más de 550 líderes religiosos y más de 120 organizaciones religiosas han puesto de relieve el imperativo moral que está en juego de “amar a tu prójimo, dar la bienvenida al extranjero, y cuidar a los más vulnerables entre nosotros”.

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez, usó su cuenta de Twitter para informar que recibieron el anuncio y celebró la prórroga de 18 meses:

"La decisión del gobierno de Estados Unidos reconoce al aporte de nuestros compatriotas que cuentan con el beneficio migratorio #TPS y que representan una importante fuerza laboral con relevantes contribuciones en las áreas cultural, social y económica", dijo el mandatario.

Además, agradeció a los funcionarios del gobierno y representaciones de inmigrantes que se sumaron a las solicitud de extender el TPS. Envió un mensaje de tranquilidad a las familias

La esperada decisión fue recibida con rechazo por el senador estadounidense Mario Diaz-Balart.

Foto de archivo: manifestantes haitianos a favor del TPS marchan en Florida.

"Estoy fuertemente en desacuerdo con la decisión de ponerle fin al TPS para los salvadoreños que viven en EE.UU.. Apoyo el acta ESPERER, un proyecto de ley de los dos partidos políticos que permitiría a aquellos elegibles bajo el TPS antes del primero de enero de 2011, ajustar su estatus legal a residente", tuiteó el legislador

La semana pasada, el mandatario de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, sostuvo una prolongada conversación telefónica con la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, a quién le reiteró la petición de prórroga del TPS.

El senador de Delaware Tom Carper dijo que esta decisión obligará a los salvadoreños a "vivir en las sombras".

El senador Bob Menendez pidió una solución permanente:

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo que la decisión de terminar el TPS para El Salvador "es cruel" y que "pondrá en riesgo a 200.000 salvadoreños y sus familias". De Blasio compartió información para obtener ayuda y resolver dudas.

La senadora Elizabeth Warren dijo que el Congreso debe aprobar el proyecto de ley SECURE y proporcionar residencia para los beneficiarios del TPS. "Muchos salvadoreños, haitianos y nicaragüenses han vivido, trabajado y pagado impuestos en EE.UU. por décadas. Esta es su casa. Debemos salvar TPS", dijo Warren.

La congresista Ileana Ros-Lehtinen dijo: "La cruel decisión del presidente de quitarle estatus de protección temporal #TPS a los salvadoreños en nuestras comunidades tendrá un impacto terrible para 200,000 personas, sus familiares y para los #EEUU".

En redes sociales los usuarios se preocuparon por el futuro de las personas afectadas:

Hay quienes tuvieron una visión más moderada: