(CNN) – El agente de recursos escolares en la secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, esperó afuera del edificio del colegio mientras ocurría el mortal tiroteo de la semana pasada, informaron las autoridades.

Scot Peterson nunca entró al lugar después de tomar posición en el lado oeste del edificio, reveló el sheriff del condado de Broward Scott Israel, durante una conferencia de prensa en la tarde de este jueves.

Peterson renunció luego de que Israel decidiera suspenderlo sin remuneración, a la espera de una investigación interna sobre sus acciones durante la masacre en la que 17 personas fueron asesinadas, indicó el sheriff. El agente era elegible para la jubilación.

Israel tomó la determinación de suspender a Peterson –quien estaba armado y vistiendo el uniforme cuando ocurrió el tiroteo– después de entrevistarlo, revisar las imágenes de los hechos y oír las declaraciones de los testigos, explicó.

“Lo que vi fue a un agente llegar al lado oeste del edificio 12, tomar una posición”, relató Israel sobre el video del tiroteo. “Y él nunca entró”, completó.

Según le dijo Israel a los periodistas, Peterson debió “haber entrado. Abordar al asesino. Matar al asesino”. Por el contrario, el agente esperó afuera por cerca de cuatro minutos. Durante ese tiempo, aseguró Israel, Peterson habló por su radio y tomó una posición desde donde podía ver la entrada oeste del edificio.

Cuando le preguntaron cómo se sintió al ver las imágenes de la masacre, Israel respondió: “Devastado. Enfermo. No hay palabras. Estas familias perdieron a sus hijos. Nosotros perdimos entrenadores. He asistido a los funerales, he ido a las casas… he estado en las vigilias. Simplemente… no hay palabras”.

CNN estaba intentando contactar a Peterson para que comentara sobre esta historia.

Israel también señaló que otros dos asistentes están en funciones restringidas, mientras la oficina del sheriff investiga sus acciones durante las llamadas que se hicieron a la casa del atacante antes del tiroteo.

Desde 2008, explicó, la oficina del sheriff estuvo al tanto de 23 llamadas que involucraban a Nikolas Cruz o a su hermano. Durante algunas de esas comunicaciones –que fueron en persona y por teléfono– los agentes conocieron a la madre de Cruz.

Tras hablar con el departamento de asuntos internos, Israel decidió poner a los agentes en funciones restringidas, mientras que su oficina investiga “si pudieron haber hecho más o no, o si deberían haber hecho algo más”, señaló.

Las grabaciones de las cámaras de seguridad tenían un retraso de 20 minutos

Las autoridades también reportaron este jueves que las cámaras de vigilancia durante el tiroteo no estaban transmitiendo en vivo, como inicialmente pensaron los agentes que respondieron al ataque.

Según el jefe de policía de Coral Springs, Tony Pustizzi, los videos se habían rebobinado, y la Policía los estaba observando con un retraso de 20 minutos. Situación que los llevó a creer que el hombre armado, Nikolas Cruz, todavía seguía en el edificio cuando en realidad ya había salido.

“El retraso nunca nos puso en una situación donde la vida de algún niño o de algún profesor estuviera en peligro”, aclaró Pustizzi en una conferencia de prensa durante la tarde de este jueves.

"]

Cuando los agentes llegaron a la escena del tiroteo, explicó, querían tener acceso a los videos de las cámaras de seguridad para saber qué había pasado y dónde podría estar el atacante.

Pero ese 14 de febrero, las grabaciones fueron rebobinadas, dijo Pustizz. En algún punto hubo una falla de comunicación y los policías creían que estaban observando imágenes en vivo.

“El problema fue más una falta de comunicación por parte de quien estaba revisando el video, al no dejarles claro a nuestros hombres que había un retraso de 20 minutos en lo que estaban observando”, sostuvo.

El diario The Sun Sentinel informó por primera vez el retraso en las grabaciones de vigilancia.

Y si bien las imágenes atrasadas no pusieron ninguna vida en peligro, insistió Pustizzi, “sí causaron algo de confusión” cuando los agentes entraron a la escuela.

“Al principio, nuestros hombres estaban oyendo ‘Oh, está en el segundo piso’”, recordó el jefe de Policía en la conferencia de prensa. “Bueno, pues no es verdad. Porque tenemos personas en el segundo piso y ellos están diciendo: ‘No, él no está en el segundo piso’”.

El distrito escolar del condado de Broward informó en un comunicado que las imágenes de su sistema de seguridad pueden revisarse tanto en tiempo real como rebobinadas para ver los eventos grabados con anterioridad.

“Durante la respuesta inmediata al evento, el sistema se estaba observando en tiempo real y los videos grabados también se estaban revisando para seguir las acciones del atacante”, aclaró el comunicado, agregando que en estos momentos el distrito no tiene acceso a las imágenes o al servidor donde se almacenan porque están en poder de los investigadores.

Trump sugiere armar a los maestros