(CNN) - Paul Manafort, exdirector de la campaña de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, se declaró inocente en una comparecencia de este miércoles por la mañana, en una corte federal y ante un nuevo conjunto de cargos que se le impusieron la semana anterior.

Los cargos en el Tribunal de Estados Unidos para el Distrito de Columbia incluyen denuncias de lavado de dinero, conspiración y declaraciones falsas sobre su lobby en el extranjero.

Los fiscales y la defensa acordaron que el inicio del juicio sea el 17 de septiembre, lo que significa que el proceso que involucra al exlíder de la campaña presidencial de Donald Trump será justo antes de las elecciones legislativas de noviembre.