(CNN Money) — El presidente Donald Trump intensificó las amenazas de una guerra comercial el sábado, diciendo que lanzaría un nuevo impuesto a los automóviles europeos si la UE tomaba represalias contra sus propuestas de aranceles al acero y aluminio.

Trump anunció el jueves aranceles del 25% sobre las importaciones de acero y del 10% sobre productos de aluminio, una medida que, según dijo, reforzará esas industrias a nivel nacional.

LEE: Europa cargará contra Harleys, el bourbon y Levi’s tras los aranceles de Trump

El anuncio fue recibido con fuertes críticas de socios comerciales internacionales que dijeron que el plan de Trump podría desencadenar una guerra comercial. Los funcionarios de la Unión Europea dijeron que tomarían represalias con nuevos aranceles a bienes estadounidenses, incluidas las motocicletas Harley-Davidson, el whisky bourbon y los pantalones Levi’s.

Trump respondió con un tuit el sábado.

"Si la Unión Europea desea aumentar aún más sus aranceles y barreras ya masivos a las empresas estadounidenses que hacen negocios allí, simplemente aplicaremos un impuesto sobre sus automóviles que se ingresará libremente en Estados Unidos", escribió. "Impiden que nuestros coches (y más) vendan allí".

Coches Volkswagen

Estados Unidos importó más de 1,2 millones de vehículos europeos de marcas como BMW y Volkswagen en 2016, el año más reciente para el que hay datos disponibles, según la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles.

La promesa sorpresa de Trump de imponer una nueva tarifa de acero sacudió los mercados globales. Los economistas advirtieron de que estos impuestos podrían poner en peligro los empleos y las industrias de Estados Unidos.

Trump avivó más temores de agitación internacional el viernes al afirmar que "las guerras comerciales son buenas" y "fáciles de ganar".

LEE: Trump arriesga algo más que una guerra comercial al apuntar a China

Su secretario de comercio, Wilbur Ross, sí apoyaba el movimiento de Trump. Ross afirmó en una entrevista con CNN que las preocupaciones sobre el efecto de los aranceles en la economía de Estados Unidos son "basura". Además añadió que si las alzas de precios llegan a los consumidores estadounidenses, estás no serían significativas.

Trump también lanzó un tuit el sábado diciendo que acuerdos comerciales "muy estúpidos" están reteniendo a Estados Unidos.

"Estados Unidos tiene un déficit comercial anual de 800.000 millones de dólares debido a nuestros acuerdos y políticas comerciales 'muy estúpidos'", dijo. "Nuestros trabajos y nuestra riqueza se las están llevando otros países que se han aprovechado de nosotros durante años. Se ríen de los tontos que han sido nuestros líderes. ¡No más!"

Stephen Collinson de CNN contribuyó a este informe.