CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Al galope

¿Por qué los caballos son un gran negocio en Qatar?

Por Aly Vance

(CNN) – Siglos antes de que Qatar fuese una de las economías que más crece en el mundo, se lo conocía por sus galardonados caballos árabes.

Son parte de la cultura y tradición de Qatar, y las carreras de caballos árabes tienen una rica historia en el Medio Oriente.

Ahora, la gran fortuna que está a disposición de Qatar financia un intento de convertirse también en una potencia en las carreras de purasangres.

“Qatar tiene los mejores caballos árabes del mundo y queremos mantenerlo así,” según le dijo Nasser bin Sherida al Kaabi, gerente general de Club Qatarí de Carreras Ecuestres, a CNN.

MIRA: Qatar: una historia de amor por los caballos

“Pero estamos intentando mejorar nuestros purasangres para competir a nivel internacional con las naciones corredoras líderes.

Los caballos árabes son famosos por la característica forma cóncava de su cabeza y su cola erguida.

Son originarios de la península Arábiga y se cree que datan de hace 4.500 años, una de las razas más antiguas del mundo. En contraste, el purasangre fue desarrollado a principios del siglo XVIII.

Las yeguas británicas fueron cruzadas con caballos árabes y otros sementales para crear caballos con gran resistencia y velocidad. Se dice que el 95 % de los purasangres machos pueden rastrearse a un semental, el Darley Arabian, nacido en el 1700.

“Nuestra pasión por los caballos es algo que heredamos y para nosotros es un privilegio ser dueños de un caballo”, según nos explicó Kaabi, “así que nos gustaría mantener esta tradición para las futuras generaciones”.

Enfoque en Europa

Al igual que sus inversiones en clubes de fútbol como el Barcelona y el París Saint Germain, casi todos los proyectos de carreras hípicas de Qatar están en Europa.

QIPCO, una empresa privada de inversión en Qatar, se convirtió en el patrocinador oficial de la Serie de Campeonatos Británicos en el 2011, por un valor de US$ 25 millones.

El punto culminante de la Serie de Campeonatos Británicos es Ascot, que es el día de carreras más opulento de Gran Bretaña, con un premio de US$ 6.200.000.

En diciembre de 2014, Qatar se asoció a Glorious Goodwood, que posteriormente cambió su nombre al de Festival Goodwood de Qatar. El acuerdo de 10 años – descrito como el más grande en la historia de las carreras británicas – vale supuestamente US$ 2.800.000 por año.

Otras vinculaciones hípicas de Qatar incluyen un patrocinio lucrativo de uno de los eventos más ricos de Europa, El Prix del Arco de Triunfo de US$ 6 millones que se lleva a cabo en París cada año en octubre.

MIRA: Un oasis hípico en pleno desierto de Qatar

Actores principales

Qatar ve las carreras hípicas como un vehículo para aumentar el perfil internacional del país.

“Qatar es un gran inversionista en el mundo, en deportes, economía y otras áreas como ser las carreras de caballos”, señaló Al-Kaabi. “Tenemos un papel preponderante en las carreras en todo el mundo mediante nuestras inversiones en caballos y patrocinios”.

“Esperamos que Qatar pueda competir en el mundo y sentirse parte de la actividad de las carreras de caballos”.

La participación de Qatar en las carreras en los núcleos europeos tradicionales está en aumento. Se espera que esto repercuta en el deporte a nivel nacional.

Su principal encuentro internacional, el Festival de la Espada de S.A. el Emir, fue organizado a fines de febrero por vigésima séptima vez en la pista Al Rayyan de Doha.

El evento, que incluye carreras para caballos de raza y purasangres árabes, se jacta de tener un premio de US$ 3.500.000. Tal es su prestigio e importancia que el emir, S.A. jeque Tamim bin Hamad Al-Thani asiste con frecuencia.

Tiene la carrera más opulenta para purasangres del país – el Trofeo del Emir de un millón de dólares – que atrajo a su pista más valorada, a corredores de todo el mundo.

Las apuestas y el alcohol no se permiten por motivos religiosos, que contribuye a un ambiente en calma, como una “fiesta de jardín”.

A diferencia de muchas otras carreras, se siente como que la gente está para ver los caballos.

Nasser explicó que “tuvimos muchos corredores del extranjero en el Festival de la Espada del Emir de este año, que muestra un gran interés internacional en las carreras de Qatar. Hubo mucha reacción positiva de los principales entrenadores, lo que nos dio mucha satisfacción”.

Un corredor local, The Blue Eye, ganó su segundo trofeo del Emir en tres años. El orden de llegada reflejó el creciente tono internacional de la carrera.

El Festival de la Espada del Emir en Doha atrae a corredores de todo el mundo.

El finalista Noor Al Haw es entrenado en Alemania por Andreas Wohler, mientras que Money Multiplier que es entrenado en EE.UU. quedó en tercer lugar por el jockey Frankie Dettori.

MacMahon, criado y entrenado en Italia, quedó cuarto, mientras que Elbereth – que quedó en quinto- fue criado por David Taylor, un maestro de guitarra de niños en Inglaterra.

El entrenador de Wnning, Jassim Mohamed Ghazali se siente motivado por el aumento de importancia de carreras nacionales en Qatar.

“Siento que los competidores que vinieron del exterior de Qatar para competir aquí saben que será difícil,” dijo Ghazali, quien se alegra de pasar el guante a corredores internacionales.

“Deben saber que hay un caballo de Qatar, un entrenador llamado Jassim Ghazali, (un dueño en) el señor Sheail bin Khalifa al-Kuwari, y que no será fácil para ellos”.

Sin duda no falta mucho para que los caballos de Qatar compitan contra propietarios, crianza y patrocinadores de proyectos de alto perfil, y puedan enfrentar a los mejores del mundo, tanto en las pistas como fuera.