CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Arqueología

De vuelta a la Edad del Hielo: descubren pisadas humanas de hace 13.000 años

Por Ashley Strickland

(CNN) – Buscando entre el sedimento costero de la isla Calvert, en la provincia Columbia Británica, de Canadá, un grupo de investigadores descubrió 29 pisadas que tienen 13.000 años de antigüedad. Las huellas pertenecen a dos adultos y un niño, según un estudio publicado este miércoles en la revista PLOS-ONE.

“Es muy extraño encontrar huellas fosilizadas en sitios arqueológicos, aunque hay algunas (conocidas) en áreas costeras, donde algunas veces quedan expuestas por la erosión”, explicó en un correo electrónico Duncan McLaren, autor principal del estudio y profesor asistente de Antropología en la Universidad de Victoria y en el Instituto Hakai.

Muchos investigadores creen que durante la última Era de Hielo –que terminó hace aproximadamente 11.700 años– los humanos salieron de Asia utilizando un puente terrestre para llegar hasta Norteamérica, que ahora es la costa oeste de Columbia Británica y las regiones costeras del sur de Canadá.

Sin embargo, no es una ruta que los investigadores puedan rastrear fácilmente. Hoy en día, la costa pacífica de Canadá está cubierta por bosques densos y la única manera de llegar a la zona es por barco. Pero, en el caso de la isla Calvert valió la pena todo el esfuerzo porque durante esa Era de Hielo el nivel del mar tenía entre 1,8 y 2,7 metros menos que ahora.

Las pisadas fueron halladas en la isla Calvert en Columbia Británica.

Los investigadores estaban buscando evidencia arqueológica de fósiles y depósitos de plantas. No esperaban descubrir las huellas.

publicidad

Primero encontraron solo una. Y ese hallazgo cambió el rumbo de su investigación: luego de más excavaciones, descubrieron un total de 29 pisadas. También hallaron otras depresiones parciales, similares a huellas, pero el deterioro de la evidencia hizo difícil confirmarlas.

Las 29 pisadas tenían distintos tamaños, lo que revela que las dejaron tres individuos descalzos. Las impresiones de sus arcos, dedos y talones fueron claramente visibles. El tamaño de sus pies corresponderían a una talla 8-9 de mujer, una 8 de alguien joven y una talla 3 también de mujer. Algunas de las huellas del talón tienden a arrastrarse, lo que implica que se resbalaron en el barro de la costa.

Las pisadas no están desplegadas en línea, sino que se encuentran más bien en una forma congregada, lo que demuestra actividad concentrada en el área. Algunas huellas están una al lado de otra, algo que sugiere que un individuo se paró con los pies ligeramente separados mirando en dirección a tierra adentro.

“Principalmente los tres tamaños diferentes de huellas encontradas evocan la imagen de una familia nuclear o un pequeño grupo de personas que usaron el área”, escribió McLaren. “La mayoría de las pisadas miran tierra adentro… y pueden representar un lugar donde la gente descendía de las embarcaciones antes de trasladarse hacia un área más seca”, explicó.

El hallazgo es particularmente impactante porque aún no hay evidencia arqueológica de humanos en esta área durante ese período. Pero, su presencia podría explicar otros hallazgos arqueológicos en áreas cercanas.

“Esto revela que los primeros pueblos en las Américas usaban embarcaciones para explorar y desarrollarse en las áreas costeras externas”, indicó McLaren. También, “se suma al conjunto de pruebas de que la costa fue un medio viable por el cual los pueblos alcanzaron América durante la última Edad de Hielo”, añadió.

En el futuro, adelantó, los investigadores están particularmente interesados ​​en encontrar el área donde vivían estas personas.

Duncan McLaren (a la derecha) y Daryl Fedje en el sitio de los hallazgos.

“Esta línea de investigación sobre la costa está en sus primeras etapas”, aclaró McLaren. “Estamos trabajando en recopilar más información sobre las áreas que estuvieron libres de hielo durante la última glaciación y en reconstruir dónde se ubicó nivel del mar durante diferentes momentos en distintos lugares. Este trabajo paleoambiental se utilizará para guiar la búsqueda de sitios de período temprano a lo largo de la costa del Pacífico en Canadá, que anteriormente eran glaciares”, insistió

Ahora, estas no son las huellas con más tiempo de antigüedad que se han encontrado: las primeras pisadas humanas en África datan de hace 3,6 millones de años. Pero la rareza de las huellas fosilizadas, así como el lugar dónde fueron encontradas, cuenta una historia interesante.

«Estas pistas son débiles, pero el tamaño, la forma y la cantidad de pistas son convincentes», escribió en un correo electrónico Neil Thomas Roach, del Departamento de Biología Evolutiva Humana en la Universidad de Harvard. Roach no estuvo vinculado con el estudio.

“Si bien la presencia de humanos modernos a lo largo de la costa del Pacífico de Canadá hace 13.000 años no debería ser sorprendente, este uso intensivo del entorno costero no se ha demostrado antes”, señaló.

“Creo que este estudio plantea más preguntas de las que responde, lo cual es algo bueno. Solo con un mayor estudio y excavaciones de estas superficies costeras podremos entender completamente cuántos fabricantes de huellas estuvieron presentes, qué estaban haciendo en estos paisajes y cuán importantes eran los entornos costeros para su supervivencia”, concluyó.