CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Respaldo de Pence a Joe Arpaio podría causar un desastre a los senadores republicanos

Por análisis de Chris Cillizza

(CNN) — El pasado martes, el vicepresidente Mike Pence estuvo en Tempe, Arizona, para liderar un evento de America First Policies, un grupo de apoyo a Donald Trump. En su discurso, Pence destacó al exsheriff del condado de Maricopa, Joe Arpaio, con grandes elogios.

“Un gran amigo del presidente, un campeón incansable de las fronteras sólidas y el estado de derecho”, dijo Pence. “Sheriff Joe Arpaio, me siento honrado de tenerte aquí”, agregó el vicepresidente.

Hay algunas cosas malas con esa declaración de Pence.

LEE: Trump es su propio jefe, pero no siempre le funciona

Primero, la idea de que Arpaio es un “campeón incansable … del estado de derecho” es probablemente falsa.

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos. En la foto, durante la Cumbre de las Américas, en Lima, Perú.

En 2011, un juez federal ordenó que Arpaio deje de detener a cualquier persona que no fuera directamente sospechosa de haber cometido un delito estatal o federal. (La demanda se produjo como resultado de la detención en 2007 de un mexicano que tenía una visa de turista). Arpaio nunca reconoció esa orden y continuó aplicando su propia política de inmigración. Fue declarado culpable de desacato criminal y estaba programado para ser sentenciado el año pasado, justo cuando el presidente Donald Trump intervino y perdonó al polémico sheriff.

Entonces, no, él no es un campeón del estado de derecho. Él es un campeón de su propia ley. Lo cual no es lo mismo.

Asimismo, está la estupidez política de los elogios de Pence a Arpaio.

Por ahora, Arpaio es uno de los tres principales candidatos a la nominación del Senado republicano el 28 de agosto. (El asiento está disponible tras la jubilación del senador republicano Jeff Flake). Arpaio es ampliamente considerado como el más débil de los tres.

Las encuestas limitadas en las primarias republicanas muestran a la representante demócrata Martha McSally con una clara ventaja, pero el exlegislador estatal Kelli Ward y Arpaio todavía están en competencia.

Un endoso como el que le dio Pence a Arpaio en Tempe, este martes, es justo el tipo de cosas que el exsheriff de 85 años necesita para generar cierto empuje. Si es inteligente, pondrá esa línea de elogios de Pence en cada anuncio televisivo y de radio que dirija de aquí a finales de agosto.

Mientras que Trump (y, por extensión, Pence) no son muy populares en todo Arizona, el presidente y su vicepresidente siguen siendo figuras muy populares dentro del electorado primario republicano. Si Arpaio puede posicionarse como el candidato Trump, y el presidente también lo ha elogiado, podría darle al polémico exsheriff una oportunidad real para la nominación.

LEE: Médico admite que fue el mismo Trump quien escribió su certificado de perfecta salud

Esto significaría un desastre para los republicanos que se aferran al margen de un asiento en el Senado (hay 51 senadores republicanos y 49 senadores demócratas). Arizona es uno de los tres escaños ocupados por el Partido Republicano que tiene que defender en noviembre, y no puede permitirse perderlo antes de que empiecen las elecciones generales.

Mike Pence sabe todo eso. Lo que hace que su elogio a Arpaio sea aún más desconcertante.