(CNN)  - Las Copas Mundiales no solo muestran a los mejores jugadores del mundo sino a algunas de las mejores y peores indumentarias de fútbol de la historia.

Sin embargo, diseñar un kit o uniforme de fútbol internacional no es tarea fácil.

Los kits están hechos para representar no solo la identidad del equipo, sino también para aglutinar todo lo que es la nación, tanto en el pasado como en el presente.

MIRA: ¿Cuáles son las expectativas de Perú en el Mundial de Rusia 2018?

Los fabricantes pasan meses investigando y diseñando cómo debe lucir la camiseta, el short y los calcetines de un equipo, y qué debe representar toda la indumentaria.

Soñar con un diseño es más que simplemente usar los colores nacionales del país. Mientras que algunos países usan los colores de sus banderas, otros usan emplean aquellos con significado histórico, político o geográfico.

"La identidad del equipo debe brillar", le dice a CNN Sport John Devlin, experto en diseño de kits de fútbol y autor de International Football Kits (True Colors).

"Pero lo que también tienes que hacer, desde mi punto de vista, para crear un diseño verdaderamente grandioso, debes reconocer el legado y la tradición.

MIRA: Conoce a los mexicanos que irán a Rusia 2018

"Hay que aceptar eso, pero es vital que sea moderno y contemporáneo, y se traduzca de una manera que exprese el lenguaje de la época".

Con eso viene la gran responsabilidad de los fabricantes detrás de los diseños, como Adidas, Puma, Nike, Umbro y Hummel. Si bien muchos son buenos, la Copa del Mundo no sería tal sin diseños ocasionales, controvertidos o deslumbrantes.

El uniforme del portero mexicano de la Copa del Mundo 1994, Jorge Campos.

Símbolo de momentos en la historia

"Es algo subjetivo, son camisetas de fútbol. Algunas personas miran algo y dicen que es bello, mientras que otras dirán que es impactante", dice Doug Bierton, cofundador de Classic Football Shirts, la colección de indumentarias originales más grande del mundo.

Y si bien es algo subjetivo, con el tiempo las camisetas, ya sean buenas o malas, se convierten en símbolos de los momentos de la historia. A os fanáticos les suelen recordar momentos inolvidables, no solo en el terreno de juego, sino también en sus vidas personales.

caEntonces y ahora: los fabricantes han buscado en el pasado y han rediseñado algunas de las camisetas más icónicas para la Copa del Mundo de este año."Cada camiseta significa algo para alguien, ya sea su primer partido o solo recuerdos específicos", dice Bierton a CNN Sport.

"La Copa del Mundo es una buena referencia porque es una vez cada cuatro años y cuatro años es una cantidad de tiempo en la que la vida cambia.

Holanda, 1988

Una de esas camisas inolvidables fue usada por Holanda.

Siempre vestidos con un tono de naranja sin complejos, un guiño a su familia real, muchos fanáticos del fútbol recordarán la indumentaria de Adidas, fuerte y geométrica del equipo de los torneos de la UEFA en 1988.

El uniforme que estrenó Holanda en 1988 se volvió legendario.

"Creo que en ese momento era radicalmente diferente", dice Devlin.

"Recuerdo que tenía 18 o 19 años y tenía un gran amor por las indumentarias y pensé: 'Blimey, ¿qué está pasando aquí?' Fue realmente impactante", recuerda. "El diseño fue tan fuerte y tan innovador que fue realmente valiente buscar algo así", agrega.

Holanda no es el único equipo que luce el diseño a lo largo de los años, pero la camiseta se ha inmortalizado para siempre como una de las más icónicas de la historia por lo que se logró en ella, incluido el momento en que Marco van Basten anotó uno de los mejores goles en la historia durante la final contra la Unión Soviética.

"Solo lo usaron en ese campeonato, y es como bandas que se separan y nunca reforman, se inmortalizó y acabó convirtiéndose en una leyenda", agrega Devlin.

Alemania, 1988-1991

El kit blanco y negro de Alemania, usado en la foto, en la semifinal de la Copa Mundial de 1982, por Manfred Kaltz.

Históricamente, Alemania ha solido unar una indumentaria simplista, en blanco y negro: colores derivados de la bandera de Prusia, un antiguo estado del norte de Europa que fue una gran potencia en el siglo XVIII.

Sin embargo, durante la década de 1980, los colores de la bandera de Alemania comenzaron a colarse en los diseños y su equipo fue "elevado a un nuevo nivel de belleza", como escribe Devlin en su libro.

Fue entonces cuando se creó uno de los kits más famosos de todos los tiempos: el kit patriótico de Alemania Occidental de Adidas desde que el país acogió la Euro 1988.

Devlin asegura que el diseño del unifrome de Alemania fue "elevado a un nuevo nivel de belleza" cuando los colores de su bandera se incorporaron al diseño en 1988.

Mientras que la camiseta no llevó a los alemanes a la final, lo compensó dos años más tarde cuando ganaron la Copa Mundial de 1990 contra Argentina, su tercer campeonato en una Copa del Mundo. Eso lo hizo un kit inolvidable, pero también fue el que se usó durante el primer partido luego de que Alemania se unificara.

Alemania ganó la Copa Mundial de 1990 contra Argentina. Vistió en ese entonces la camiseta icónica.

"Una vez más, era radicalmente diferente. Beckenbauer, el gerente en ese momento, dijo que quería poner los colores de la bandera alemana dentro del kit. Pero para hacerlo, para realzar la bandera a través de la camisa, era diferente a todo lo demás", refiere Devlin.

"Adidas estaba a la vanguardia en ese momento y fue un movimiento valiente y audaz. Casi marca la tendencia por cómo iban a ir las cosas", agrega.

"Con las indumentarias o kits holandeses y alemanes hubo una estrategia bastante arriesgada, pero Adidas lo consiguió. Se hizo con verdadera clase y atención a los detalles, hubo un quiebre, pero hay muchos equipos que no lo hacen o intentan demasiado o simplemente no funciona", menciona Devlin.

Adidas ha rediseñado el uniforme de Alemania para la Copa del Mundo de este año en Rusia, esta vez en clave monócroma.

El diseño básico de la camiseta de Alemania volverá a la Copa del Mundo de este año. Tal vez sea un intento de crear un buen augurio en Rusia.

Brasil

Con el tiempo, el kit amarillo de Brasil se ha convertido en un símbolo inmediato no solo del país sudamericano, sino también del fútbol.

Escribe Dein en su libro: "Cuando se trata de colores que encapsulan la excelencia y el glamour en el fútbol, ​​la paleta de colores amarillo, verde, azul y blanco, los colores de Brasil, es a menudo la primera en aparecer en la mente".

Cesar Sampaio viste la famosa camiseta de Brasil.

Esos no fueron siempre los colores de Brasil, pero en 1953 se publicó unconcurso en el hoy cerrado periódico Correio da Manha para crear un nuevo uniforme que reflejara la nacionalidad de Brasil, utilizando los colores de su bandera nacional. Verde, representando los abundantes campos y bosques del país, el oro por la riqueza en crudo del país y el globo celeste azul que representa el cielo nocturno sobre Brasil.
La camiseta recuerda a los fanáticos de algunos de los mejores jugadores de fútbol del mundo, desde Pelé, Garrincha y Zico hasta Ronaldo, Ronaldinho y Neymar.

El delantero brasileño, Ronaldo y el modelo de la camiseta del año 2002, así como un corte de pelo tan malo como inolvidable.

Inglaterra, 1966

Lo que hace que el kit de Inglaterra sea único es que el equipo se ve tan cómodo con su camisa roja tradicional como lo hacen en su primera opción en blanco, dice Devlin.

"Con Inglaterra es casi como una doble personalidad. Todavía pueden conservar su identidad, son muy afortunados de tener ese enfoque de dos kits", añade.

En 1966, el kit rojo entró en la tradición después de que Inglaterra lo usara para ganar la Copa del Mundo contra Alemania Occidental. Ha influido en muchos diseños de Inglaterra desde entonces.

Inglaterra usó su camiseta roja cuando ganó la Copa Mundial de 1966 contra Alemania Occidental.

"Ese éxito se convierte en el ingrediente que falta. Si tienes éxito con una determinada camiseta, eso la ayuda a convertirse en icono y eso es lo que sucedió", dice Devlin.

Este año en Rusia, Inglaterra llevará un diseño similar al de 1966, nuevamente con la esperanza de que el éxito se cumpla.

Croacia, 1998

Luego está el famoso kit de cuadros rojo y blanco de Croacia, instantáneamente reconocible y diferente a cualquier otro en el mundo del fútbol.

Croacia lució una llamativa camiseta de cuadros rojos y blancos en el Mundial de 1998.

Si bien cada kit ha incorporado el diseño basado en el escudo de armas croata, el sahovnica, el kit de 1998 diseñado por Lotto, es particularmente recordado entre los fanáticos.

No solo por ser el equipo que el joven país lució en el tercer puesto en su primera Copa del Mundo, sino también por encapsular la inolvidable jugada de Davor Suker que ganó la Bota de Oro después de anotar seis goles en siete partidos.

El infame traje de una pieza de Camerún

A lo largo de los años, algunos kits han sido prohibidos debido a diseños que sobrepasan los límites de las estrictas reglas de FIFA establecidas en su guía de regulación de equipos de 104 páginas.

Eso incluye el traje de cuerpo entero de Puma usado por Camerún en la Copa Africana de Naciones 2004.

La FIFA prohibió el traje de cuerpo completo que Puma diseñó para Camerún y que el equipo africano usó en 2004.

La FIFA dijo que era ilegal no separar las camisas y los pantalones cortos y prohibió la demanda. Camerún ignoró la orden y volvió a jugar en los cuartos de final contra Nigeria con el cuestionado uniforme, lo que generó una deducción de seis puntos por su campaña de clasificación para la Copa Mundial 2006 y una multa de 154.000 dólares.

Mientras Puma llevó a la FIFA a los tribunales y se restablecieron los puntos, se mantuvo la prohibición de la FIFA, y nunca más se vio un uniforme de una sola pieza. No fue la primera vez que Puma y Camerún violaron las reglas: en 2002, el equipo también intentó usar camisetas sin mangas. Tuvieron que coses unas mangas en el momento.

Rindiendo homenaje este año en Rusia

El fabricante de ropa deportiva Adidas ha estado detrás de muchos de los diseños más llamativos, que se han convertido en "verdaderos íconos en el mundo del fútbol", dijo el director de diseño Juergen Rank en un comunicado.

La compañía, dice, quiere "celebrar esos iconos en el mundo de hoy", y muchos de los diseños de Adidas este año rinden homenaje al pasado con kits influenciados por lo retro.

"(Los fanáticos) tienen un deseo de autenticidad y evolución", dice Rank. "Quieren algo con lo que puedan identificarse inmediatamente, pero al mismo tiempo deben contener las últimas innovaciones y tecnologías de hoy. Traemos las necesidades de los jugadores y los fanáticos juntos", detalla.

El diseño del vestuario de España este año, por ejemplo, rinde homenaje a una de las camisetas más famosas de la Copa Mundial de Estados Unidos de 1994.

LEE: estos son los cinco países de Latinoamérica que más entradas han recibido hasta ahora para Rusia 2018

Este diseño de España marcó época. Fue estrenado en 1994.

Si bien ese año no fue el más exitoso en la historia de España, la camiseta, con tres rayas hechas de diamantes amarillos y navales, era única y fue usada por futbolistas como Pep Guardiola, Miquel Nadal y Luis Enrique.

Este año, Adidas la ha devuelto a la vida, aunque no sin controversia.

Adidas ha rediseñado el kit que España usó en la Copa del Mundo de 1994 para Rusia 2018.

El vestuario de este año incorporó rojo en las rayas que se unen, causando una posible ilusión óptica que hace que la armada parezca morada. Algunos han argumentado que se parece a la bandera republicana, utilizada por los antimonárquicos. Sin embargo, las autoridades españolas insisten en que no existe un vínculo intencionado.

Otra apleación al recuerdo se ve en el kit de Bélgica.

Bélgica lució un distintivo diseño rojo, negro y amarillo sobre un fondo blanco, en 1984.

A lo largo del tiempo, los uniformes de Bélgica han sido diseñado por muchos fabricantes, pero Devlin dice que Adidas es la marca que sin duda ha vestido el lado con más estilo. El diseño rojo, negro y amarillo del país, a través de una base blanca, usado en el Campeonato de Europa de 1984, ha pasado a la historia como uno de los mejores, por su inusual diseño.

La actual camiseta de Bélgica es un homenaje al diseño de 1984.

Este año vuelve, pero sin la base blanca.

Pero Devlin dice que la camiseta es una prueba de que un equipo de gran apariencia no siempre inspira una gran actuación, luego de que Bélgica sufrió una embarazosa derrota por 5-0 ante Francia.

Inspirar a millones de jugadores y fanáticos

Seguidores de la selección de Holanda.

No solo los buenos diseños aumentan la confianza del jugador e inspiran a los fanáticos, las camisetas también pueden unir naciones, según Devlin.

"(Los uniformes traen) orgullo internacional. Es algo en lo que todo el país puede involucrarse y cuando el equipo está bien y hay un debate en torno al fútbol, ​​ves camisetas de fútbol en todas partes", dice.
"Es una herramienta increíblemente poderosa para unir al país".