Apuestas deportivas

<strong>(CNNMoney) - Puedes apostarlo: el juego deportivo está a punto de expandirse, a lo grande, en Estados Unidos.

En este momento, el único lugar donde puedes apostar legalmente en deportes es Nevada.

Pero el lunes, la Corte Suprema anuló una ley federal que prohibía legalizar las apuestas deportivas en cualquier lugar excepto Nevada.

¿Qué significa esa decisión, exactamente?

Ahora que ya no existe una ley federal contra los juegos de azar deportivos, cada estado es libre de aprobar leyes que rijan dónde las personas podrán apostar en deportes y cómo.

LEE: Mujer demanda a un casino que le ofreció un filete en lugar de su premio de 43 millones de dólares

"Será un asunto estado por estado", dijo Eugene Christiansen, un experto en apuestas de casino y consultor de la industria. "Estoy seguro de que habrá una gran variedad en cuanto a qué tan rápido o qué tan lento será el licenciamiento".

¿Hay algún estado cerca de aprobar las apuestas deportivas?

Seis estados, incluyendo Nueva Jersey, que llevó la demanda a la Corte Suprema, ya aprobaron leyes para permitir que los casinos realicen apuestas deportivas una vez que la ley federal fuera revocada, según Geoff Freeman, presidente ejecutivo de American Gaming Association. Esos estados son Nueva Jersey, Nueva York, Virginia Occidental, Mississippi, Pensilvania y Connecticut.

Otros 12 estados han comenzado con la legislación legal del juego deportivo.

Incluso en los estados que han aprobado las apuestas deportivas, tomará algún tiempo completar el proceso de aprobación, lo que requerirá que las compañías tengan licencia para realizar apuestas deportivas.

"En el caso de Nueva Jersey, creo que estamos hablando semanas antes de tener apuestas deportivas", dijo. "Para la mayoría de los otros estados, espero que comience al inicio de la temporada de fútbol este otoño [en el hemisferio norte]".

MIRA: Julio Iglesias no cantará en los casinos de Trump

¿Qué tan extendidas serán las apuestas deportivas?

Hay un total de 40 estados que tienen algún tipo de casino, ya sea estatal o tribal. Los expertos dicen que creen que la mayoría de estos estados, si no todos, eventualmente permitirán el juego deportivo, simplemente porque no querrán que sus propios casinos estén en una desventaja competitiva con los casinos que cruzan las fronteras estatales.

"Es la misma razón por la que hemos visto la propagación de casinos en tantos estados: los estados han estado observando a los consumidores que salen de su estado para realizar apuestas", dijo Josh Schiller, un abogado que ha representado varios intereses de juego. "A las personas les gusta apostar en los deportes".

Pero los expertos dicen que todavía podrían pasar algunos años antes de que las apuestas deportivas sean legales en los estados que no han comenzado el proceso.

"La ley de juegos es algo que normalmente lleva tiempo", dijo Freeman. "Es más complejo de lo que mucha gente piensa".

¿Podré realizar una apuesta deportiva en línea en otro estado donde sea legal?

La decisión del lunes solo permite a los estados controlar el juego dentro de sus propias fronteras. No abre la puerta para los juegos de azar en línea interestatales, o hacer apuestas en línea con apuestas deportivas extranjeras. Eso requeriría legislación adicional.

¿Qué representan las apuestas deportivas para los casinos?

En realidad, no es un negocio muy rentable. Por ejemplo, los jugadores en Nevada perdieron alrededor de 250 millones de dólares en apuestas legales sobre deportes el año pasado. Pero eso equivale a solo un 2% de la industria de juegos de Nevada en general.

LEE: Apostar en 'casinos', el secreto de los ancianos japoneses para prevenir la demencia

Además, los casinos tienen el potencial de perder grandes apuestas deportivas, a diferencia de los juegos de azar domésticos. Así que las apuestas deportivas pueden ser la parte menos rentable del casino, o incluso una pérdida de dinero, según los expertos.

Los casinos lucharon por la aprobación para realizar apuestas deportivas porque es una forma importante de atraer clientes a los casinos. De lo contrario, perderían ese negocio frente a competidores ilegales, como las casas de apuestas y los sitios de apuestas en el extranjero.