CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Colombia redescubre patrimonio rupestre prehispánico que estuvo inaccesible durante años de guerra

Por CNN Español

(CNN Español) — Una de las mayores áreas con arte rupestre de Colombia fue declarada como zona protegida por el gobierno, luego de una investigación de varios años. Las muestras de arte indígena datan de la era prehispánica y están ubicadas en una zona que históricamente tuvo presencia guerrillera y de otros grupos armados.

“Hay un descenso en las relaciones armadas” en la región, le dijo a CNN en Español Ernesto Montenegro, director general del Instituto Colombiano de Antropología e Historia, ICANH. “Es la gestión del Patrimonio la que se ve beneficiada. Por eso nosotros como investigadores podemos entrar con muchísima más tranquilidad a espacios que hace 5 y 10 años estaban vetados para la investigación arqueológica”.

Guaviare históricamente ha sido un departamento con presencia de grupos armados y otras formas de violencia, dice Montenegro. Pero según él, la presencia de actividades armadas ha descendido “de una manera impresionante” y esto ha “transformado las relaciones sociales de manera radical” que en últimas beneficia la investigación arqueológica.

Tras más de dos años de trabajo el equipo de investigación logró recoger evidencias arqueológicas que estaban en la Serranía La Lindosa, en el departamento de Guaviare en el suroriente de Colombia.

“La Serranía de La Lindosa tiene una gran importancia para el patrimonio arqueológico de la nación, porque es uno de los lugares con mayor concentración de arte rupestre en el mundo y por las evidencias arqueológicas de las interacciones prehispánicas entre diferentes pueblos de la Amazonía y la Orinoquía”, dice el Instituto Colombiano de Antropología e Historia en un comunicado este 29 de mayo.

La Serranía de La Lindosa es muy rica en evidencias de arte rupestre y está conectada con el Parque Nacional de Chiribiquete. (Crédito: Ministerio de Cultura Colombia)

En este lugar se pueden observar pinturas rupestres prehispánicas en la que los autores planteaban el “pensamiento mítico de origen amazónico”, dice Montenegro. En estas pinturas hay animales, personas, actividades de caza y pesca, entre otros.

“Esos paneles son la expresión de un pensamiento mítico amazónico que habla de seres mitológicos, que habla de prácticas sociales en el ámbito de la producción y que hace ciertamente narrativas temáticas y que serán objeto de investigación”, dice el director del ICANH.

Estas pinturas rupestres en La Lindosa tienen al menos 12.000 años de antigüedad, según Montenegro, pero muchas de esas pinturas podrían ser anteriores a esta fecha.

“Ciertamente tenemos fechas de 12.000 años, y tenemos otras fechas que son más antiguas pero que no han sido validadas por la comunidad académica aún, porque fechas anteriores a 12.000 años son extrañas en esa región”, dijo Montenegro.

Y haber sobrevivido todos estos años es clave para que estos trazos sean conservados, pues este tipo de arte se conserva en lugares que están alejados de la humedad, la luz y el calor. Sin embargo, en La Lindosa estos cuadros están expuestos justamente a estas condiciones, por lo que un grupo de expertos se encarga de estudiar esos procesos físico-químicos, según Montenegro.

“Lo que hemos evidenciado hasta ahora es que se trata de pigmentos minerales que han sido absorbidos por la roca, que tiene una composición de metales importantes que se ven oxidados de una manera específica, pero estamos estudiando en este momento esos procesos que pasan sobre la superficie de la roca”, asegura el director del ICANH.

Ocho zonas donde se encontraron pinturas rupestres fueron declaradas como Área Arqueológica Protegida de Colombia, según el ICANH. En total fueron protegidas 893 hectáreas donde se encontraron “evidencias de pictografías y/o evidencias arqueológicas de cultura material prehispánica”, añade el instituto.

La declaratoria como Área Arqueológica Protegida busca que haya una protección y conservación especial para estas zonas para que a futuro haya posibilidades de investigación y turismo responsable.

“Aquí vamos a insistir en el ámbito arqueológico, pero necesitamos un trabajo interdisciplinario para que identifiquen los materiales que componen la escritura y otros para que podamos entender la riqueza narrativa que está contenida en los paneles”, puntualiza Montenegro.

Colombia cuenta con otras 21 áreas arqueológicas protegidas en nueve departamentos.

(Crédito: ICANH)