(CNN) - Un tuit que describía un terremoto artificial en la Ciudad de México, después de que México anotara lo que sería el gol ganador del partido en la Copa del Mundo contra Alemania, se volvió viral el domingo. Pero ni el Servicio Geológico de los EE.UU. ni el Servicio Geológico Nacional de México informaron de un sismo en la Ciudad de México ese día.

Entonces, ¿qué pasó? ¿Celebró México tan fuerte que causó un sismo artificial?

El evento no fue lo suficientemente grande como para medirse en magnitudes y no habría sido perceptible para la población en general, de acuerdo con el Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas, que no es una agencia del gobierno.

MIRA: La Ciudad de México celebra el triunfo del "Tri"

El domingo, el instituto tuiteó lecturas sismográficas que destacaban la actividad cuando los mexicanos celebraron el que sería el gol decisivo del delantero Hirving Lozano.

Atribuyó la causa posiblemente a "saltos masivos" de celebración en una publicación que obtuvo más de 27.000 retuits.

Al menos dos de sus sensores dentro de la Ciudad de México detectaron un movimiento sísmico durante el partido de la Copa Mundial, "probablemente producido por la celebración masiva", según la publicación del blog del instituto.

MIRA: Hirving Lozano, el héroe de la victoria histórica de México ante Alemania

Dijo que "tales eventos no son muy grandes. Solo los equipos sismográficos sensibles (y generalmente cercanos) pueden detectar los efectos de las multitudes".

Entonces, los instrumentos más cercanos, por lo tanto, solo un "muy pequeño número de sismógrafos", pueden medir el evento, que el instituto describió como "microregistros".

La publicación del blog también señaló que un evento similar ocurrió durante un juego de la NFL 2011 cuando una anotación de Marshawn Lynch provocó que los fanáticos de Seattle Seahawks estallaran en celebración y eso causó que un sismómetro cercano midiera las vibraciones en lo que se llamó "Quaast de la Bestia".

Los fanáticos de Seattle volvieron a sacudir las cosas en 2013, registrándose en una estación de grabación sismológica cerca del estadio de los Seahawks durante una victoria sobre los New Orleans Saints.

Sismo o no, el entusiasmo en México se sintió por todos lados el domingo cuando los fanáticos se deleitaban con el malestar general sobre Alemania.

Marilia Brocchetto y Flora Charner de CNN contribuyeron a este informe.