Nota del editor: CNN se compromete a cubrir la desigualdad de género donde sea que ocurra en el mundo. Esta historia es parte de As Equals, una serie de contenidos de un año de duración.

(CNN)– Un tribunal de Sudán anuló la pena de muerte para la adolescente Noura Hussein, quien mató a su esposo después de que él la violó, en un caso que ha puesto sobre la mesa el matrimonio infantil forzado y la violación conyugal en la nación africana.

Su equipo legal le dijo a CNN este martes que a Hussein, que ahora tiene 19 años, se le ha otorgado una pena de prisión de cinco años por matar al hombre de 35 años. El tribunal ordenó a su familia pagar 337.000 libras sudanesas (18.700 dólares) en "dinero de sangre" a la familia del hombre.

Sus abogados dicen que planean apelar tanto la pena de prisión como el pago.

LEE: Pandillas usan cuerpos de mujeres para "venganza y control" en El Salvador

La semana pasada, CNN obtuvo un testimonio de primera mano de la adolescente mientras esperaba un nuevo juicio en una celda de la prisión de Omdurman tras apelar su sentencia de muerte.

Imagen de Noura el día de su boda.

Imagen de Noura el día de su boda.

En su relato, Hussein dijo que su familia la obligó a casarse a los 15, pero que le permitió terminar la escuela. Tres años más tarde, después de una boda pública, su esposo trató de consumar el matrimonio. Tras negarse a tener relaciones sexuales con él en su "luna de miel", ella dice él que la violó mientras miembros de la familia del hombre la reducían.

Un día después, su esposo trató de violarla nuevamente, y ella lo apuñaló hasta la muerte. Cuando acudió a sus padres en busca de apoyo, ellos la entregaron a la policía.

En su relato, Hussein compartió su experiencia de verse obligada a vivir con el hombre, y cómo se negó a comer o salir de su habitación en sus primeros días con él.

"Al noveno día vinieron sus parientes, su tío me dijo que fuera al dormitorio. Dije que no, así que me arrastró de un brazo al dormitorio y su primo me dio una bofetada. Todos me desgarraron la ropa. Su tío me sostuvo. Su tío me agarró de las piernas y los otros dos me agarraron de los brazos. Se desvistió y me tuvo mientras lloraba y gritaba. Finalmente, salieron de la habitación. Estaba sangrando, dormí desnuda", dijo.

"Al día siguiente me agarró, me tiró sobre la cama e intentó ponerse encima de mí. Peleaba con él y encontré un cuchillo debajo de la almohada. Empezamos a buscar el cuchillo. Me cortó la mano y me mordió en el hombro", continuó con su relato.

El tribunal falló tras aceptar la versión de los hechos de Hussein. La clave de su decisión fue aceptar que la mujer había encontrado un cuchillo debajo de la almohada antes de apuñalar a su marido, y que no lo sacó de la cocina, como originalmente alegaron los fiscales.

LEE: Cómo una violación infantil reveló los problemas de la India moderna

El caso ha suscitado indignación internacional y varias peticiones en todo el mundo solicitando que se elimine la sentencia.

La edad legal para contraer matrimonio en Sudán es de 10 años y la violación marital no es un delito.

En un comunicado, Amnistía Internacional dijo que el caso de Hussein debe ser un "catalizador para el cambio" en Sudán.

"Si bien la anulación de esta sentencia de muerte es una noticia bienvenida, debe llevar a una revisión legal para garantizar que Noura Hussein sea la última persona en pasar por esto", dijo Seif Magango, director regional adjunto de Amnistía Internacional para África Oriental el Cuerno de África y los Grandes Lagos.

LEE: Violaciones, golpizas y prostitución forzada en Italia: el "sueño europeo" de una inmigrante africana

"Noura Hussein fue víctima de un brutal ataque de su marido y cinco años de prisión por actuar en defensa propia es un castigo desproporcionado", agregó.

"Las autoridades sudanesas deben aprovechar esta oportunidad para comenzar a reformar las leyes sobre el matrimonio infantil, el matrimonio forzado y la violación en el matrimonio, para que las víctimas no sean las que son penalizadas", finalizó Magango.

Ilustración de Change.com para la campaña de apoyo a Noura Hussein-

El proyecto de informes As Equals está financiado por el European Journalism Centre a través de su Programa de Subvenciones para la Innovación en el Desarrollo. Haz clic aquí para ver más historias como esta.