(CNN) - El Gobierno de la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, se ha sumido en la confusión con la renuncia de dos ministros del gabinete en una profunda división sobre su estrategia para el Brexit.

El ministro de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, renunció el lunes, horas después de la renuncia el domingo por la noche del ministro encargado de las negociaciones del Brexit, David Davis.

MIRA: Theresa May mantiene control del Brexit al lograr una victoria clave en el Parlamento

Su decisión de abandonar el Gobierno se produjo tres días después de que May parecía haber llegado a un acuerdo con su fracturado gabinete sobre la relación de Reino Unido después del Brexit con la Unión Europea. Ese plan ahora está hecho jirones y su futuro político parece incierto.

May apareció en el Parlamento el lunes por la tarde para defender su plan, minutos después de que Downing Street confirmara la renuncia de Johnson. May reconoció las divisiones en su declaración a los diputados, al decir de los ministros que renunciaron: "No estamos de acuerdo sobre la mejor manera de cumplir nuestro compromiso compartido de honrar el resultado del referéndum".

Boris Johnson en una imagen de junio de 2018. (Crédito: Jack Taylor/Getty Images)

Boris Johnson en una imagen de junio de 2018. (Crédito: Jack Taylor/Getty Images)

El último drama político de la primera ministra comenzó el domingo por la noche cuando Davis renunció, declarando que no podía apoyar el plan del Brexit de May. Dijo que implicaba una relación demasiado estrecha con la UE y que solo daba la ilusión de que se devolvía el control al Reino Unido después de que abandonara la UE.

MIRA: ¿Se puede revertir el Brexit a un año de su puesta en marcha?

"Me parece que estamos dando demasiado, demasiado fácilmente, y esa es una estrategia peligrosa en este momento", dijo Davis en una entrevista de radio de la BBC el lunes por la mañana.

La renuncia de Johnson se produjo el lunes por la tarde, hora local, justo antes de que la primera ministra hiciera una declaración programada en el Parlamento. "Esta tarde, la primera ministra aceptó la renuncia de Boris Johnson como ministro de Asuntos Exteriores", dijo un comunicado de Downing Street. "Su reemplazo será anunciado en breve. La primera ministra le agradece a Boris su trabajo".

En la noche del lunes, el gobierno anunció la designación de Jeremy Hunt, quien ejercía como secretario de Salud, como nuevo ministro de Relaciones Exteriores.

(Crédito: Jack Taylor/Getty Images)

El valor de la libra cayó drásticamente después del anuncio de Johnson.

La decisión de Johnson, exalcalde de Londres, de respaldar el Brexit, se consideró crucial cuando el tema fue llevado a un referéndum hace dos años. Se convirtió en una figura destacada en la campaña que abogaba por la salida de Reino Unido de la Unión Europea, siendo una figura carismática mientras creaba una imagen optimista del futuro de Gran Bretaña fuera de la Unión Europea.

MIRA: Brexit caótico: ¿se debe convocar a un segundo referendo?

Pero como ministro de Asuntos Exteriores en el Gobierno de May, era propenso a las meteduras de pata y criticado por no estar a la altura del puesto.

Los políticos de la oposición aprovecharon rápidamente los problemas de May. "El Gobierno de Theresa May está en un completo colapso", dijo Tom Watson, vicepresidente del opositor Partido Laborista. "El país está paralizado con un gobierno dividido y caótico. La primera ministra no puede gestionar el Brexit y no le queda ninguna autoridad".