Numerosas protestas en la India no frenan los casos de violaciones sexuales a sus mujeres.

(CNN) - Siete personas están bajo arresto en la India después de que una adolescente de 15 años fuese presuntamente violada repetidamente por 19 personas en una escuela —tres adultos y 16 menores de edad— durante más de seis meses. Así lo aseguró a CNN el subinspector de la a estación de Policía de Ekma, en el estado oriental de Bihar, Anuj Kumar.

La adolescente supuestamente fue violada por un grupo de tres o cuatro de los menores en un incidente inicial, dijo Kumar. Los demás se enteraron de la violación y amenazaron con exponerla, y luego también la violaron, dijo.

La víctima presentó una denuncia el 6 de julio, dijo Kumar. La Policía arrestó al director, a dos maestros de la escuela y a cuatro muchachos menores de edad, se precisó.

LEE: El problema de la India con las violaciones, ¿se sienten seguras las mujeres?

"Estamos investigando", dijo Vijay Kumar Verma, subinspector general en Saran, un distrito del estado de Bihar. "Obtendremos órdenes de arresto de la corte y realizaremos redadas" para atrapar al resto de los violadores, precisó.

Los sospechosos niegan estar involucrados en los incidentes, dijo Kumar a CNN.

"Dicen que son inocentes y que no lo han hecho", refirió.

Numerosas protestas en la India no frenan los casos de violaciones sexuales a sus mujeres.

Nueva denuncia luego de protestas por violaciones

El supuesto incidente es el más reciente de una serie de agresiones sexuales violentas contra menores en la India.

Alrededor de 100 agresiones sexuales se denuncian a la Policía en el país todos los días, según la Oficina Nacional de Registros Criminales. En 2016, más de 55.000 mujeres, incluidas menores de edad, fueron violadas en la India.

En abril estallaron protestas masivas. Manifestantes tomaron las calles para protestar por la violación y asesinato de una niña de 8 años, en el estado norteño de Jammu, en enero de este año.

El incidente se convirtió en un punto álgido para la reforma legal, lo que refleja la indignación y las reformas posteriores que tuvieron lugar después de la infame violación en grupo, en Nueva Delhi, en 2012.

En abril, el Gobierno de la India presentó una ley temporal que garantiza la pena de muerte a los violadores de víctimas menores, así como en casos de violación en grupo.