CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Críticas y burlas a Trump por la forma como caminó junto a la reina: «Como si paseara por un campo de golf»

Por Sheena McKenzie

(CNN) — El público británico no parece entretenido con la forma en la que el presidente Donald Trump caminó frente a la reina Isabel II el viernes. Incluso un comentarista real describió el incómodo paseo diciendo que Trump estaba «vagando por un campo de golf».

MIRA: Lo que Trump hizo en Reino Unido además de tomar el té con la reina Isabel II

Trump causó revuelo en las redes sociales después de caminar momentáneamente frente a la reina durante una revisión de las tropas en el Castillo de Windsor.

En el encuentro, Isabel parece indicarle a Trump que avance antes de que él se adelante y luego frene de repente, obligando a la monarca a dar un rodeo incómodo a su alrededor.

Pero mientras Trump causó indignación al caminar frente a la reina, técnicamente no rompió el protocolo real, según el comentarista real Richard Fitzwilliams.

Dicho esto, Trump igual parecía que «bien podría haber estado deambulando por un campo de golf», le dijo Fitzwilliams a CNN.

Fitzwilliams dijo que la confusión «dio la impresión de descoordinación» y agregó que «demuestra que él (Trump) no se molesta en ensayar, porque cree que no es necesario».

En las redes sociales, la reacción fue de incredulidad. «¿Donald Trump acaba de caminar delante de la reina?!?!?!», escribió Halla Mohieddeen en Twitter.

T. Dorje publicó: «Oh por dios. La reina Isabel señaló el suelo para mostrarle a Trump dónde caminar y aún así dio un paso y caminó frente a ella».

No obstante, Trump y la primera dama Melania Trump parecían seguir el ejemplo de la reina durante la visita. La pareja le estrechó la mano, en lugar de inclinarse o hacer una reverencia, pero solo después de que Isabel le ofreciera la mano primero.

«La reina no espera que la gente se doblegue ante ella, aunque muchos eligen hacerlo de todos modos», dijo el corresponsal de CNN Max Foster.

MIRA: Trump en Reino Unido: té con la reina, la silla de Churchill y una mentira

Y aunque la reina pareció inspeccionar su reloj mientras esperaba a los Trump, ellos no llegaron tarde: estuvieron en el lugar a las 5 p.m. en punto.

La primera dama Michelle Obama rompió con el protocolo cuando abrazó a la reina en 2009, no es que a Isabel pareciera importarle.

Trump es el presidente de EE.UU. número 12 que la reina se ha conocido durante su reinado.

Continúa su visita al Reino Unido el sábado con un viaje a su resort de golf Turnberry, en el suroeste de Escocia, mientras las protestas continúan en contra de su gira.
Richard Greene de CNN, Max Foster, Katie Polglase, Kara Manry y Laura Smith-Spark contribuyeron a este informe.