(CNN) - ¿Qué haces cuando termines de construir la pistola Nerf más grande del mundo? Si eres Mark Rober, fijas tu mirada en la madre de todas las pistolas de agua.

Rober es un exingeniero de la NASA que claramente le gusta pensar en grande.

No contento con descansar en sus laureles cuando el Guinness World Records lo reconoció como el creador de la mayor pistola Nerf en la tierra, puso su mirada en un Super Soaker gigante. Y es es una bestia.

Lanza agua a 437 km/h. Eso es ocho veces más poderosa que una manguera de un camión de bomberos. Puede atravesar vidrio, destruir grandes sandías y cortar a través de latas de refresco.

"Definitivamente es algo a lo que no quieres meterle la mano", le dijo Rober a CNN.

"Puedes ver en el video que tiramos una salchicha —y no la estábamos poniendo lentamente— y la cortó por la mitad".

Rober trabajó durante siete años en la NASA. Su bebé, el explorador Curiosity, ahora está explorando Marte.

Hoy, Rober es una personalidad de YouTube conocida por sus artilugios de bricolaje. Hizo su pistola Nerf usando cabezales de émbolo y fideos de piscina.

Para hacer el Super Soaker trabajó durante seis meses, dijo. Tiene 2,1 metros de largo, contiene dos galones de agua y utiliza gas nitrógeno en lugar de aire para obtener su poder.

"Fue otro clásico de mi infancia. El Super Soaker fue tan importante cuando salió por primera vez", dijo.

"De alguna manera podría disparar más lejos y por más tiempo que cualquier otra cosa y así tengo recuerdos de ser el primer niño en la cuadra que trajo uno de esas a una pelea de agua. Fue como aparecer con una ametralladora en la Primera Guerra Mundial. Quería rendirle homenaje después de la pistola Nerf".

Los certificados que reconocen sus dos creaciones como titulares de récords Guinness están enmarcados en su pared.

"Mi hijo, sobrinas y sobrino piensan que es genial", dijo Rober sobre su Super Soaker. "Y lo usé con amigos de la familia. Era yo frente a todos ellos y es una especie de lucha pareja... hasta que me quedo sin agua".

Y en caso de que te estés preguntando por qué un excientífico de la NASA usaría sus talentos para hacer un juguete de verano querido, un recordatorio: el Super Soaker original también fue obra de un ingeniero de la NASA: Lonnie Johnson.