CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

SpaceX falla en su maniobra para recuperar parte de su más reciente cohete

Por Jackie Wattles

(CNNMoney) — SpaceX fracasó en su último intento de ahorrar dinero para recuperar una parte de su más reciente cohete.

Después del lanzamiento de este miércoles en la mañana, la compañía trató nuevamente de aterrizar el cono de la nariz del cohete en un bote tripulado en el Océano Pacífico. Pero SpaceX confirmó que fue imposible y los fuertes vientos en el mar fueron el factor determinante para el fracaso de la misión.

Sin embargo, la misión central fue un éxito. El cohete Falcon 9 desplegó en la órbita 10 satélites de la compañía de comunicaciones Iridium.

La nariz cónica se ubica en la parte más alta del cohete y actúa como un escudo para los satélites durante el lanzamiento. Una vez que el cohete está en el espacio, se divide en dos y cae. Después de la mayoría de los lanzamientos, la nariz cónica cae en picada a la Tierra, donde el océano se vuelve su cementerio.

La meta de SpaceX es recapturar de manera segura esta pieza antes de que se estrelle en el Pacífico, con la esperanza de restaurarla, usarla en una misión futura y reducir los costos de la compañía.

Enviar, recuperar y reutilizar las partes de sus cohetes es el plan central de SpaceX para mantener los vuelos más baratos que sus competidores. Mientras que otras empresas descartan sus cohetes después de la misión, SpaceX ha buscado desarrollar piezas que puedan hacer múltiples viajes al espacio.

La compañía ya recuperó la parte inferior del cohete que le da a la aeronave su impulso inicial al despegue, y representa aproximadamente el 60% del costo de un nuevo cohete Falcon 9, dijo el presidente ejecutivo de SpaceX, Elon Musk.

SpaceX se ha esforzado considerablemente en la recuperación de la nariz cónica. Esta parte ha sido equipada con una especie de paracaídas y un sistema de navegación a bordo con la función de guiarlo a puerto seguro.

SpaceX también tiene un acuerdo con una compañía de barcos con sede en Louisiana para usar una embarcación de suministro de petróleo llamada Mr. Steven. El barco está equipado con una red gigante cuyo objetivo es capturar la nariz de cono antes de que caiga a la superficie del océano. Los términos financieros del acuerdo no han sido revelados.

La red fijada a Mr. Steven ha sido mejorada desde el más reciente intento de recuperar esta pieza en mayo. La compañía dijo en un tuit que la nueva red es cuatro veces más grande, a fin de ofrecerle a la pieza un objetivo de aterrizaje más amplio.

SpaceX dijo que el barco afrontó fuertes vientos este miércoles. La tripulación que iba a bordo pudo ver la nariz cónica, pero no logró atraparla.

El lanzamiento de este miércoles fue la misión número 14 de 2018. La compañía espera hacer 30 lanzamientos antes de fin de año, lo que podría marcar el año más activo de SpaceX hasta ahora.