(CNN) – China asegura que probó su primer avión hipersónico con éxito: un gran avance en la tecnología aeroespacial que podría intensificar la presión sobre las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

La Academia China de Aerodinámica Aeroespacial (CAAA, por sus siglas en inglés) –cuya sede está en Beijing y hace parte de la estatal Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China– realizó la primera prueba del avión Starry Sky-2 el pasado viernes.

Los vehículos hipersónicos no son simplemente de alta velocidad: viajan por lo menos cinco veces más rápido que el sonido. Es una velocidad lo suficientemente alta como para atravesar Estados Unidos en 30 minutos.

Según el comunicado de la CAA emitido este lunes, el Starry Sky-2 alcanzó una velocidad máxima de 6 machs, es decir seis veces la velocidad del sonido o 7.344 kilómetro por hora.

La prueba fue un “completo éxito”, aseguró la CAAA, que también publicó fotos del lanzamiento en la red social WeChat. “La prueba de vuelo del Starry Sky-2 fue ampliamente innovadora y técnicamente difícil, enfrentando una serie de desafíos de tecnología de punta a nivel internacional”, describió la Academia.

Starry Sky-2, el primer avión hipersónico que China ha probado con éxito.

Sin embargo, la CAAA no reveló para qué fines será utilizada la nueva aeronave o tecnología, más allá de indicar que esperan seguir contribuyendo a la industria aeroespacial de China.

Durante años, las fuerzas armadas de todo el mundo han estado compitiendo para desarrollar armas hipersónicas. En 2015, la Fuerza Aérea de EE.UU. anunció su objetivo de crear un arma hipersónica para 2023. Y apenas este año, Rusia afirmó haber probado con éxito sus primeros misiles hipersónicos, cuyos videos fueron publicados en julio pasado.

Los misiles hipersónicos llegan hasta el espacio cuando son lanzados, pero después bajan y vuelan a altas velocidades en una trayectoria de vuelo similar a la de un avión. Su bajo recorrido hace que sean más difíciles de detectar por los satélites y radares de defensa.

Ahora, la tecnología hipersónica también se puede utilizar para fines más benévolos. Boeing, el mayor fabricante de aviones en el mundo, trabaja en una aeronave hipersónica comercial que podría llevar a los pasajeros de Nueva York a Londres en tan solo 120 minutos.

El Starry Sky-2 fue lanzado por un cohete multietapa al espacio, antes de separarse y comenzar su vuelo independiente.

El Starry Sky-2 fue puesto a prueba el pasado 3 de agosto y alcanzó una velocidad máxima de 6 machs.

Según la CAAA, realizó varios giros y otros movimientos durante su vuelo, y después aterrizó con éxito.

Además de alcanzar velocidades extremadamente rápidas, la CAAA aseguró que la aeronave también probó con éxito un sistema avanzado de protección y balance de calor.

La prueba representa la primera vez que China ha confirmado oficialmente su investigación en este tipo de aviones hipersónicos llamados waiverider, según informó China Daily.

Los waverider son un tipo de aeronaves hipersónicas que utilizan sus propias ondas de choque como superficie de levantamiento, mejorando así su relación elevación-resistencia.

Ansiedad estadounidense

Estados Unidos lleva años experimentando con aviones hipersónicos sin nombre. De hecho, probó con éxito el waverider Boeing X-51 entre 2010 y 2013. La aeronave alcanzó una velocidad máxima por encima de 5 machs antes de estrellarse en el océano, como estaba previsto.

Sin embargo, la nueva revelación de China podría ejercer mayor presión contra EE.UU., como el general John Hyten, del Comando Estratégico reconoció a principios de este año.

“China ha probado capacidades hipersónicas, Rusia también lo ha hecho. Así como nosotros. Las capacidades hipersónicas son un desafío significativo”, le dijo Hyten a CNN en marzo. “Vamos a necesitar un conjunto diferente de sensores para ver las amenazas hipersónicas. Nuestros adversarios lo saben”, añadió.

Cat Wang de CNN contribuyó a este informe.