(CNN) - En las redes sociales, la oposición en Venezuela dice que el gobierno ha registrado las residencias de dos diputados que se oponen a Maduro.

En su cuenta oficial de Twitter, Julio Borges "denunció" a funcionarios del SEBIN (Servicio de Inteligencia Bolivariano) por ingresar a su residencia la noche del jueves en Caracas, "sin ninguna orden, testigo o fiscal".

Borges criticó la entrada de SEBIN diciendo, "Su único objetivo es amedrentar, sembrar y robar. Todo está vinculado a la farsa del supuesto atentado.", un término usado en Venezuela para referirse a plantar evidencia falsa. Borges también dijo en su tuit," seguimos adelante con la lucha".

Borges se desempeñó como presidente del Asamblea Nacional de enero a diciembre de 2017, y fue uno de los principales líderes en las protestas del año pasado. También es coordinador del partido Primero Justicia.

Borges publicó un video en sus redes sociales donde dice que sabía de estos eventos porque "sus vecinos le advirtieron". Borges se encuentra en Colombia donde se reunió con el canciller colombiano Carlos Holmes el jueves.

También se supo, a través de la cuenta de Twitter del partido Primero Justicia, que la residencia del diputado opositor Juan Requesens también fue allanada por funcionarios del SEBIN.

Juan Requesens es un legislador de la oposición arrestado en Caracas el martes por su presunta participación en el supuesto ataque contra el presidente Nicolás Maduro. La Asamblea Nacional de Venezuela declaró el jueves que la detención de Requesens por parte del gobierno es una "desaparición forzada", el eufemismo que se usa en algunos países para describir un secuestro.

También se emitió una orden de arresto contra Julio Borges.