(CNN Español) - Ciudadanos venezolanos que huyeron de la crisis económica y social en su país enfrentan obstáculos adicionales en su camino debido al aumento de controles fronterizos en varios países de Sudamérica que ya han recibido a miles de sus compatriotas.

El sábado, entró en vigor en Ecuador una nueva norma que requiere que los venezolanos que entran al país presenten un pasaporte válido. Previamente, Ecuador aceptaba otras formas de identificación.

Ecuador es un destino para los venezolanos que escapan de la crisis humanitaria, pero también un país de tránsito rumbo a naciones como Perú y otras más hacia el sur del continente.

El nuevo requerimiento es una medida de seguridad y para combatir el tráfico de personas dijo el jueves el ministro del Interior de Ecuador, Mauro Toscanini, al anunciar la nueva medida.

El domingo, el Ministerio del Interior de Ecuador dijo en Twitter que la normativa considera que los niños y adolescentes podrán no presentar el pasaporte "siempre y cuando sus dos padres lo tengan y demuestre su relación de filiación y parentesco".

Decenas de venezolanos ingresan sin pasaporte caminando por la carretera a Ecuador, pese a la medida adoptada por este país de exigirlo como único documento válido. (Ana María Cañizares)

El viernes, Perú hizo lo propio y anunció que a partir del 25 de agosto, todos los venezolanos que entren al país deberán mostrar su pasaporte.

Los críticos dicen que las nuevas medidas provocan una carga más para los venezolanos que no cuentan con un pasaporte, el cual tiene un proceso costoso y que puede tardar más de un año.

Su requerimiento puede potencialmente dejar varados a muchas personas que ya salieron de Venezuela sin pasaporte.

Ana María Cañizares y Mariano Castillo de CNN colaboraron con este reporte.