CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

La búsqueda del Planeta X muestra un nuevo objeto del sistema solar

Por Ashley Strickland

(CNN) — Mientras buscaban el misterioso Planeta X, que algunos astrónomos creen que está en el borde de nuestro sistema solar, los investigadores, en cambio, encontraron un objeto extremadamente distante que llamaron “El Goblin”. Y este objeto proporciona evidencia convincente de la existencia del Planeta X.

El objeto está en el extremo pequeño de ser un planeta enano, con una órbita de 40.000 años, lo que significa que se necesita todo ese tiempo para rodear al sol. Eso es más de 2.000 veces la distancia entre la Tierra y el sol. Su ubicación actual es aproximadamente dos veces y media más lejos del sol que de Plutón.

“Creo que estamos cerca del 90% de probabilidad de que el Planeta X sea real con este hallazgo”, dijo Scott Sheppard, astrónomo de la Institución Carnegie para la Ciencia.

El Goblin recibió su apodo porque los científicos lo observaron por primera vez en Halloween de 2015. Se considera un objeto de nube interna de Oort. La Nube de Oort es una burbuja alrededor de nuestro sistema solar mucho más allá de Plutón, llena de miles de millones de cuerpos helados y el supuesto lugar de nacimiento de cometas.

LEE: ¿Por qué la NASA está rastreando el auto deportivo de Elon Musk?

El Centro de Planetas Menores de la Unión Astronómica Internacional anunció el objeto, conocido oficialmente como 2015 TG387, el martes. Los investigadores, entre ellos Sheppard, Chad Trujilllo (de la Universidad del Norte de Arizona) y David Tholen (Universidad de Hawai) también presentaron un artículo al Astronomical Journal que detalla sus hallazgos.

“Este nuevo objeto tiene la órbita más grande de todos los objetos extremadamente distantes que se mantienen mucho más allá de Plutón”, dijo Sheppard. Dada su órbita, el Goblin nunca se acerca lo suficiente a los planetas gigantes de nuestro sistema solar para verse afectado por su influencia gravitatoria.

Se une a otros objetos que Sheppard y su equipo han encontrado en el borde del sistema solar desde 2012. Su aislamiento los hace únicos.

Así sería el Planeta X.

Los investigadores pudieron detectar el Goblin porque emplearon el telescopio japonés Subaru, en Mauna Kea, Hawai, uno de los telescopios más grandes del mundo y el telescopio de levantamiento más poderoso debido a su gran campo de visión.

Dado el lento movimiento del objeto a lo largo de una órbita alargada, Sheppard y su equipo tardaron algunos años en observar para comprender al Goblin y su órbita.

“Creemos que podría haber miles de cuerpos pequeños como el TG387 2015 en las franjas del sistema solar, pero su distancia hace que sea muy difícil encontrarlos”, dijo Tholen en un comunicado. “En la actualidad, solo detectaríamos el TG387 2015 cuando esté cerca de su enfoque más cercano al Sol.

En un 99% de su órbita de 40.000 años su visualización sería muy débil”.

LEE: Este objeto no debería estar en nuestro sistema solar, ¿de dónde salió?

Entonces, si el Goblin no se ve afectado por los planetas gigantes de gas en nuestro sistema solar, ¿qué contribuye a su extraña órbita? Ahí es donde entra en juego el Planeta X.

Al igual que los otros objetos encontrados por Sheppard y su equipo en el borde del sistema solar, el Goblin se comporta de una manera que es empujada a una órbita similar por alguna fuerza invisible.

Basados ​​en simulaciones que usan los parámetros básicos que tienen para el Planeta X, los investigadores dicen que Goblin actúa como si el planeta lo “pastoreara”, pero nunca se acerca al planeta masivo propuesto. Esto es similar a por qué Plutón nunca se acerca demasiado al gigante gaseoso Neptuno, aunque sus órbitas realmente se cruzan.

Distancias en el sistema solar.

“Estos objetos distantes son como migas de pan que nos llevan al Planeta X”, dijo Sheppard. “Cuanto más podamos encontrar, mejor podremos entender el Sistema Solar exterior y el posible planeta que creemos que está configurando sus órbitas, un descubrimiento que redefinirá nuestro conocimiento de la evolución del sistema solar”.

Sheppard y sus colegas continúan su estudio, el objeto más grande y más profundo jamás visto de los distantes sistemas solares, observando los cielos norte y sur en todo momento del año.

LEE: ¿Por qué fue “desterrado” este asteroide del sistema solar?

“Somos muy uniformes en nuestra cobertura del cielo y podemos encontrar todo tipo de órbitas; sin embargo, parece que solo estamos encontrando objetos con tipos similares de órbitas que están en el mismo lado del cielo, lo que sugiere que algo los está metiendo en estos tipos similares de órbitas, que creemos que es el Planeta X “, dijo Sheppard.

“Lo que hace que este resultado sea realmente interesante es que el Planeta X parece afectar al TG387 2015 de la misma manera que todos los demás objetos del sistema solar extremadamente distantes. Estas simulaciones no demuestran que haya otro planeta masivo en nuestro Sistema Solar, pero son una prueba más de que algo grande podría estar ahí afuera”, dijo Trujillo en un comunicado.