(CNN) - Cuando los bomberos acudieron a la escena de un accidente de tres vehículos en Arizona, iban preparados para enfrentar lo peor.

Una camioneta blanca estaba encima de un sedán rojo, tras lo que parecía un choque mortal con un auto negro.

Pero, nadie resultó herido en el accidente, según la Oficina del Sheriff del Condado de Yavapai. Y eso se debe a que todos llevaban cinturones de seguridad, dicen las autoridades.

El accidente vehicular ocurrió en Arizona, Estados Unidos.

La mujer que conducía la camioneta blanca le dijo a los agentes locales que se dirigía hacia el norte por Williamson Valley Road, cuando un camión negro que viajaba en la misma dirección en el carril de al lado hizo contacto con su vehículo, lo que provocó que ella perdiera el control.

Su vehículo entonces quedó en medio del tráfico en sentido contrario dentro de los carriles hacia el sur y chocó contra un automóvil negro, le explicó a los agentes. Este impacto causó que su auto saltase por los aires y aterrizara sobre el sedán rojo.

LEE: 8 propósitos para criar mejor a tus hijos

Todos los ocupantes de los vehículos involucrados– dos personas en el sedán rojo más uno en el automóvil negro y otro en la camioneta blanca– resultaron ilesos.

Las autoridades dicen que todos llevaban cinturones de seguridad y eso les salvó la vida.

"Todas las personas involucradas llevaban el cinturón de seguridad", dijo la Oficina del Sheriff del Condado de Yavapai en un comunicado de prensa. "Este es el segundo accidente de esta semana en el que el uso de cinturones de seguridad ha ayudado a evitar una tragedia y a los bomberos les gustaría recordarles a todos que el uso de este simple dispositivo salva vidas diariamente".

Artemis Moshtaghian, de CNN, contribuyó a este informe.