(CNN) - Un ayudante de la Casa Blanca dijo que se espera que el presidente de EE.UU., Donald Trump, use su discurso de inmigración de este jueves para anunciar cambios en la forma en que los migrantes pueden solicitar asilo. La administración tratará de exigir a los migrantes que soliciten asilo en los puntos de entrada legales, y evitará que soliciten asilo si son atrapados cruzando la frontera ilegalmente. Bajo el sistema actual, los migrantes pueden solicitar asilo una vez están en EE.UU..

MIRA: Cientos de inmigrantes de EE.UU. esperaron en largas filas por citas en tribunales que no existían

Actualmente, los migrantes pueden solicitar asilo en cualquier puerto de entrada de EE.UU., y también pueden solicitar asilo si son interceptados por las autoridades entre los puertos de entrada después de cruzar ilegalmente a hacia el país.

La Ley de inmigración y nacionalidad establece que cualquier persona que llegue a los Estados Unidos "ya sea que llegue o no a un puerto designado de llegada" puede solicitar asilo si tiene un "temor fundado de persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, etc. pertenencia a un determinado grupo social, u opinión política".

MIRA: Nace en México una bebé de una madre de la caravana migrante

Ariane de Vogue señala que es un delito menor ingresar ilegalmente al país, pero hace varios años la oficina del inspector general del DHS observó que procesar a los solicitantes de asilo por su forma de entrada puede estar violando las obligaciones de EE.UU. en virtud del derecho internacional.

Geneva Sands informó a principios de esta semana que el gobierno de Trump está considerando un plan para limitar a la mayoría, si no a todos, de los miembros del grupo de migrantes en México que se dirigen hacia Estados Unidos para cruzar la frontera.

Un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional dijo a CNN que la administración podría limitar la cantidad de migrantes que pueden ingresar a los puertos legales de entrada mediante la "medición", creando esencialmente una lista de espera para permitir que las personas ingresen solo si el Departamento tiene la capacidad de procesar y detenerlos en una de sus instalaciones. En el pasado, la práctica de la medición ha dado lugar a que las personas decidan no soportar una larga espera para tratar de ingresar al país legalmente y en lugar de cruzar ilegalmente.