(CNN) - La jueza Ruth Bader Ginsburg fue dada de alta del hospital este viernes, luego de que una caída esta semana resultó en múltiples costillas rotas, según le dijo la portavoz de la Corte Suprema Kathleen Arberg a CNN, agregando que "ella está bien y planea trabajar desde casa hoy".

La jueza de la Corte Suprema de EE.UU. Ruth Bader Ginsburg se fracturó tres costillas después de caer en su oficina de la Corte Suprema el miércoles por la noche, dijo la Corte Suprema en un comunicado.

De acuerdo con la declaración, Ginsburg, de 85 años, experimentó malestar después de irse a casa tras la caída y fue admitida en la Universidad George Washington el jueves por la mañana para observación y tratamiento.