CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Accidentes

Este hombre murió aplastado por un camión montacargas que conducía su perro

Por Matthew Robinson

(CNN) – Un granjero murió aplastado el año pasado cuando su perro de raza Jack Russell empujó una palanca dentro de un camión montacargas y provocó que el vehículo arrollara a su dueño, según apuntó una investigación.

Derek Mead, un granjero de 70 años dedicado a los lácteos, estaba construyendo un jardín de rocas en su casa de Hewish, cerca de Weston-super-Mare en el oeste de Inglaterra, al momento del accidente en junio de 2017, informó la agencia de noticias de Gran Bretaña Press Association.

Una investigación sobre la muerte de Mead supo que él dejó el vehículo en cambio neutro y no puso el freno de manos cuando salió a abrir una puerta de su terreno.

El perro de Mead permaneció dentro del vehículo y se cree que que saltó sobre la palanca, provocando que el camión se moviera hacia adelante y arrollara al granjero.

Mead fue declarado muerto en el lugar y un examen posmortem reveló que la causa de muerte fue asfixia traumática y fracturas en la columna vertebral.

Al presentar una conclusión de muerte accidental en la investigación este viernes, Peter Harrowing, forense asistente de Avon, señaló que fallecimiento de Mead fue un “accidente muy trágico”.

“La explicación más probable, que acepto, es que el perro que tenía en la cabina con él ese día movió inadvertidamente la palanca, causando el movimiento hacia adelante del camión marca Manitou, que tristemente atrapó al señor Mead contra la reja sólida, causando lesiones a las que no sobrevivió”, explicó Harrowing, según lo citó Press Association.

Simon Chilcott, investigador principal de la Agencia Ejecutiva para la Salud y Seguridad, agregó que no hubo otras “explicaciones razonables” para la muerte de Mead. El funcionario destacó que operar la palanca es tan fácil como mover la palanca de la luz direccional.

“Está bastante claro en mi mente que la palanca debió estar en un cambio neutral cuando Derek salió de la cabina, de lo contrario se habría dado cuenta de que la máquina se estaba moviendo y habría hecho algo para rectificarlo”, concluyó.

El hijo de Mead, Alastair, le relató a la investigación que el día del accidente estaba conduciendo por una carretera angosta cerca de la casa de su familia cuando vio que su padre quedó atrapado por el vehículo.

“Nos detuvimos y pude ver las piernas de papá en la parte delantera de la máquina”, dijo. “Pude ver que estaba atrapado. Estaba agachado, frente a la máquina como si se hubiera volteado para ver que la máquina venía hacia él y se hubiera agachado tratando de evitarla”, añadió.

Alastair también señaló que su el vehículo estaba empujando a su padre contra una reja cerrada y que él estaba inconsciente cuando lo alcanzó.

La familia de Mead dijo a la investigación que él se encontraba “haciendo lo que amaba” cuando murió.