(CNN Español) - La eliminación del fuero presidencial está en discusión en México, pero tuvo un revés en el Pleno de la Cámara de Diputados este martes.

Con 280 votos a favor, 171 en contra y 4 abstenciones, la cámara informó este martes que no hubo "mayoría calificada para aprobar artículos reservados del dictamen que reforma y deroga disposiciones de la Constitución Política en materia de #fuero e inmunidad".

En abril pasado, la Comisión de Puntos Constitucionales del parlamento mexicano aprobó por unanimidad eliminar el fuero para funcionarios públicos, incluido el presidente de la República, pero el proyecto de ley aún debía aprobarse en el Senado y ser discutido en congresos estatales –17 en total, como mínimo– para su promulgación final por el presidente de México.

LEE: ¿Cómo combatir la corrupción en México?

Esta aprobación se hizo en medio de la contienda electoral, que se resolvería a favor de Andrés Manuel López Obrador.

¿Qué pasa si se elimina?

En este momento, 1.855 servidores públicos tienen fuero, una protección constitucional durante el ejercicio de su cargo.

Según la Gaceta Parlamentaria, Cámara, entre los servidores protegidos está el presidente de la República, miembros del Congreso de la Unión (628) ministros del Poder Judicial (11), magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial (7), consejeros de la Judicatura Federal (7), secretarios de Estado (20), integrantes de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (66), procurador de Justicia del Distrito Federal (1), jefe de gobierno del Distrito Federal (1), integrantes del Instituto Nacional Electoral (11), diputados de los 31 congresos locales (1.071) y gobernadores (31).

En la historia, uno de los primeros casos que hizo pensar sobre la necesidad del fuero ocurrió durante el caso de Thomas Haxey, tesorero de la iglesia de York Minster, que fue sentenciado a muerte en Inglaterra en 1397 al demandar una ley en contra de Ricardo II, afirma un estudio del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP).

MIRA: AMLO propone una "constitución moral" en México

El fuero les permite a casi 2.000 funcionarios públicos ampararse a la acción de la justicia. En México fue promulgada en 1917 para promover la libertad de expresión de los legisladores que eran vistos como una amenaza al expresar críticas contra el gobierno. En 1982, el fuero fue ampliado a todos los funcionarios de primer nivel.

El CESOP en México reseña varios casos de funcionarios públicos mexicanos a los que se les ha removido el fuero. Entre ellos destacan una ocasión en que el expresidente Vicente Fox promovió entre 2004 y 2005 el desafuero de Andrés Manuel López Obrador, entonces alcalde de la Ciudad de México, "por su presunta responsabilidad en el delito de abuso de autoridad al no cumplir una suspensión de un juez", según el estudio.

Una encuesta reseñada por la Cámara de Diputados de México, afirma: "Los resultados destacan que el fuero del que gozan los legisladores es rechazado por la mayoría de los ciudadanos encuestados".

El estudio del CESOP concluyó que "el fuero constitucional que protege a los servidores públicos de alto rango y en particular a los legisladores les ha servido como escudo para realizar abusos y quedar impunes", además de que "se ha convertido en una verdadera excepción jurídica que permite el quebranto del principio de igualdad ante la ley, convirtiéndose en un elemento de impunidad".

Vicente Fox aplaudió la propuesta de eliminar el fuero cuando Pepe Meade hizo la propuesta en campaña. En el pasado, el expresidente propuso la eliminación del fuero para AMLO, durante su ejercicio como alcalde de la Ciudad de México.

Debate de campaña

La propuesta más reciente para eliminar el fuero surgió en primer lugar entre las propuestas de José Antonio Meade, candidato del PRI en las elecciones pasadas a la presidencia de México. Sin embargo, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, también dijo cuando era candidato que "si no lo eliminan ellos [–el PRI–], lo vamos a eliminar nosotros”.

Durante su campaña, López Obrador celebró que el pleno de la Cámara de Diputados aprobara la reforma en ese entonces: "no debe de haber fueros ni privilegios".

Detrás de la propuesta, está la idea de que "cualquier funcionario público le dé la cara a la ley y puedan ser procesados si faltan precisamente a ella", explicó a CNN en Español el pasado 20 de abril el diputado del PRI Braulio Guerra.

"Este es un reclamo, una exigencia de la gente, de los ciudadanos, de los mexicanos para que nadie goce de privilegios o esté por encima de la ley", explicó Guerra.

"Bendito sea Dios"

Con esta palabra, el expresidente de México Vicente Fox definió para CNN en Español en abril pasado la iniciativa en el Senado para retirar el fuero a los cargos de elección popular.

"Maravillosa. Tiene que ir acompañada también de la independencia total del Ministerio Público [...] El fuero se acaba, bendito sea Dios. [...] El Ministerio Público será independiente", afirmó Fox.