(CNN Español) - El Tribunal Supremo Electoral de Bolivia autorizó el martes la inscripción de Evo Morales como candidato a las elecciones presidenciales del 2019, haciendo así oídos sordos al resultado del referéndum del 2016 que negaba la modificación de la Carta Magna para autorizar la reelección indefinida.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos tratará en la reunión que tiene programada esta semana este tema, el cual ha generado marchas de protesta por parte de varios sectores. Este será uno de los temas que la CIDH tratará en la reunión que tiene programada para esta semana.

Sectores afines al partido de Gobierno aplaudieron la determinación del tribunal electoral y expresaron su respaldo al presidente Morales.

Un día después de la determinación del TSE, hay críticas de sectores opositores y plataformas ciudadanas que se han movilizado en defensa del referéndum vinculante del 21 de febrero de 2016 que rechazó una nueva repostulación.

En vigilia frente al TSE, con marchas y una huelga de hambre, los colectivos ciudadanos que defienden el referéndum de 2016 que dijo “no” a una nueva reelección de Morales rechazaron la habilitación del mandatario como candidato para las elecciones 2019.

Para el ex presidente Carlos Mesa, Bolivia está viviendo la vigencia de un Gobierno autoritario que se adueñó de todos los poderes del Estado.

Este jueves se cumplirá un paro nacional en 8 de los 9 departamentos del país y se espera lleguen a la ciudad La Paz tres marchas que rechazan la nueva postulación del presidente Morales.

En entrevista con Conclusiones, el expresidente Jorge Quiroga reclamó a la OEA y a la comunidad internacional que intervengan en lo que él ha descrito como un ataque a los derechos humanos y la democracia.

Con información de Gloria Carrasco, Kay Guerrero y Fernando del Rincón