(CNN Español) - Tras huir de la crisis económica y política en su país, músicos venezolanos ahora forman parte del nuevo escenario argentino junto a los miles de inmigrantes que buscan en el Río de la Plata mejores oportunidades.

Bajo el nombre Latin Vox Machine estos talentosos músicos venezolanos ahora tocan en una orquesta dirigida por el prestigioso director surcoreano Jooyong Ahn que, impactado por la energía, talento y empuje de estos artistas, quiso ayudarlos y viajó a la Argentina de EE.UU. para dirigirlos.

“Ellos son músicos que han tenido que exiliarse de Venezuela y tienen que encontrar trabajo. La mitad de los músicos encuentran su trabajo en el subte (el sistema de metro de Buenos Aires). Ese es su trabajo principal. Algunos trabajan en un supermercado o un restaurante limpiando platos pero no han perdido su pasión y esa pasión es tocar sus instrumentos. Esto es algo muy original. Cada domingo nos juntamos durante su tiempo libre para ensayar”, dijo Jooyong Ahn.

Boris Jerbic, uno de los fundadores de Latin Vox Machine, explicó que decidió comprometerse y ayudar a los músicos venezolanos cuando se dio cuenta del talento que tenían al tocar en el subte o en las calles de Buenos Aires. Jerbic explica que junto a su colega venezolano Omar Zambrano quería darles una plataforma para que pudiesen tocar su música. A cambio, lo que Jerbic descubrió en ellos es una esperanza conmovedora y contagiosa.

“Ellos vienen con algo que nuestro país necesita mucho, que es una especie de refresco… un aliento. Siento que el argentino ha sufrido mucho y la cultura del trabajo ha sido cascoteada. Ellos vienen con esta cultura y es bueno que nos las contagien”, dice Jerbic.

“Yo siento en ellos un empuje una voluntad de renacer muy poderoso y el porteño (natal de la ciudad de Buenos Aires) esta desorientado”, explicó Jerbic.

Según el director de la orquesta Jooyong Ahn, Argentina abrió sus brazos y los adoptó como si ellos fueren uno de ellos. Jooyong Ahn explica que muchos han aportado instrumentos y les han ofrecido un lugar donde puedan ensayar su música.

En la entrevista con CNN, Jooyong Ahn también habló del talento de estos músicos —ya son más de 70— que ahora forman parte de la primera orquesta de inmigrantes venezolanos.

“La música es un lenguaje universal… cruza fronteras y toca a cualquier raza. No importa lo que yo elija para tocar, puede ser un compositor argentino, alemán, italiano o un compositor americano, no importa, nosotros tocamos juntos una música hermosa,” explica Jooyong Ahn.

Jooyong Ahn asegura que una relación muy especial se ha formado entre los músicos, él y su mujer Suzanne. “Hemos adoptado a estos músicos como si fueron nuestros hijos. Ellos necesitan algo más que una ayuda económica porque son jóvenes. Han dejado sus familias en Venezuela para empezar en un nuevo país. Entonces ellos necesitan consejos porque extrañan sus casas, sus amigos, sus parientes, sus hermanos y es difícil adaptarse… no conocen a nadie en Argentina… es como tener una familia muy unida. Esto es algo muy único, les enseñamos la vida, algo más que la música. Aunque soy un conductor de música, la vida es más grande que la música. Mi misión es enseñar la vida a través de la música”, dice Jooyong Ahn.

Escucha aquí  la entrevista que CNN en Español le hizo al conductor de la primer orquesta de inmigrantes venezolanos Latin Voz Machine.