CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Fútbol

Cruz Azul llega de nuevo a una final: ¿de qué se trata la llamada “maldición” que se dice que tiene el equipo?

Por Paula Bravo Medina

(CNN Español) — El equipo mexicano Cruz Azul venció el 8 de diciembre a los Rayados de Monterrey y ganó así un boleto para la final del Torneo Apertura 2018. Es la primera vez en 5 años que el club de Ciudad de México dirigido por Pedro Caixinha llega a esta instancia.

El Cruz Azul tiene una historia de tener buen desempeño en general, pero no lograr ganar torneos, y ha tenido una sequía de títulos. A esto coloquialmente la gente lo llama la “maldición del Cruz Azul”, y ahora que el equipo llega a la final la pregunta de usuarios en redes sociales e incluso algunos medios locales es, ¿se acabará la maldición?

Víctor Edú, analista deportivo, llama a la “maldición” una idea popular, pero explica que se le dice así a la “incapacidad que tiene el equipo para ganar títulos, llega a finales, es competitivo, pero siempre en el momento decisivo, algo sucede y no pueden ganar los títulos. Sea en penales, sea con gol de oro, de diversas formas. Es junto con Monterrey, los equipos que más finales han perdido en el fútbol mexicano”, dice en entrevista con CNN en Español.

MIRA: Detienen a presidente de la Federación de Fútbol de Perú por presunto tráfico de influencias

Según Edú, se empezó a hablar de “maldición” en 1999 tras un partido contra Pachuca, aunque ya había perdido varias finales antes de esa fecha.

“Tenían todo para ganar, estaban en su casa contra un club casi de recién ascenso, luchador, pero pues era el Pachuca, todo el mundo lo minimizaba. Y se van al alargue y en ese momento existía la modalidad del gol de oro, es decir, que el equipo que anotara, ganaba. Lo consigue el Pachuca con un gol de Alejandro Glaría y deja tendido al Cruz Azul. Ahí comenzó esa seguidilla de finales terriblemente perdidas por Cruz Azul”, explica.

Con la final del Apertura de 2018, es la final número 16 para el Cruz Azul. De las 15 ya jugadas, ha ganado 6, y ha perdido 9 (1980-1981, 1986-1987, 1988-1989, 1994-1995, 1999, 2008 Clausura, 2008 apertura, 2009 apertura y Clausura 2013). La última vez que el equipo ganó un título fue en 1997, por lo que la sequía es de 21 años.

El analista deportivo Carlos Albert, exfutbolista mexicano, dice que por esta falta de títulos, popularmente la gente empezó a hablar de la “maldición”. Afirma que ve muy bien al Cruz Azul para la final de este jueves, que será el primero de dos partidos por el título, y resalta que a pesar de la sequía, la hinchada ha estado siempre apoyando al equipo.

“Su pasado triunfador y brillante avala su gran prestigio. Su historia le alcanza para seguir siendo un equipo de gran tradición”, le dice a CNN en Español.

Para Edú, la razón de la apasionada hinchada del Cruz Azul es el carisma del equipo.

“Cruz Azul da la impresión de que incluso gana seguidores a pesar de las derrotas terribles que ha sufrido, es un equipo que tiene carisma. Yo lo definiría en eso, contrata regularmente buenos jugadores, tiene un uniforme muy vistoso, es una institución que representa la lucha. Si algún aficionado se quiere identificar con un equipo luchador, que no baje los brazos, pues es Cruz Azul”.

¿Qué dice el equipo de la llamada “maldición”?

Luis Fernando Tena, ex director técnico del equipo, se refirió recientemente al “maleficio” del club. “Es muy emocionante, yo estoy con el Cruz Azul en esta final, esperando que de una vez se termine ese maleficio de 21 años”.

En declaraciones a los medios en noviembre de este año, el jugador Adrián Aldrete dijo que no creía en maldiciones. “Tengo que laborar en el campo y en lo que me pide Pedro (Caixinha), pero hasta la fecha no nos ha pedido nada que entrenemos lejos de maldiciones, ni pongamos veladoras, ni nada de eso”.

El propio Caixinha ha declarado que no le preocupa la “profecía de la desgracia”.

MIRA: Federación Mexicana de Fútbol busca eliminar grito homofóbico de las canchas

“Esa profecía de la desgracia es algo que no nos preocupa. Nos preocupa el sacrificio, la lucha y el trabajo que tenemos día con día. Al final del día se verá si eso es suficiente para ganar trofeos como el del partido de mañana en el que alguien tiene que levantarlo. Yo creo que sí se puede y hay que cambiar esa mentalidad”, dijo a los medios mexicanos en octubre.