CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Este hombre pasó 17 años en prisión por un crimen que cometió su doble; ahora recibirá US$ 1,1 millones

Por Doug Criss, Chris Boyette, Amanda Jackson

(CNN) — Richard Anthony Jones pasó 17 años en prisión por un crimen que, afirma, fue cometido por su doble. Ahora, recibirá US$ 1,1 millones tras alcanzar un acuerdo en una demanda que se resolvió en virtud de una nueva ley de convicción errónea, anunciaron el martes funcionarios de Kansas.

“Nos comprometemos a administrar fielmente el nuevo estatuto de convicción errónea que promulgó la legislatura”, dijo en un comunicado el fiscal general de Kansas, Derek Schmidt. “En este caso, en el registro existente, era posible resolver todos los problemas rápidamente, cumplir todos los requisitos del estatuto y acordar este resultado para que el señor Jones pueda recibir los beneficios a los que tiene derecho por ley porque fue condenado por error”.

Jones, quien salió de prisión el año pasado, presentó una solicitud en agosto en la que pedía que el Estado le pagara US$ 1,1 millones y que proclamara oficialmente su inocencia.

Esta es la primera demanda entablada en virtud del estatuto de condena errónea promulgada por la legislatura a principios de este año, según Schmidt.

En 1999, Jones fue declarado culpable de robo con agravantes contra una mujer en el estacionamiento de un Walmart. Jones tenía una coartada sólida: estaba en una fiesta de cumpleaños en la que varias personas lo vieron. Pero de todos modos se le culpó por el crimen porque se parecía al hombre que terminó siendo el sospechoso.

Lo que sucedió

En 1999, un hombre intentó robar el bolso de una mujer fuera de un Walmart en Roeland Park, Kansas. La mujer luchó y se aferró al bolso, pero el hombre se fue con su teléfono móvil. Debido a que la mujer se cayó y se raspó las rodillas, el robo se clasificó como robo con agravantes.

Testigos oculares identificaron al criminal como un “hombre hispano o afroamericano de piel clara”, llamado Rick, quien tenía “el pelo largo recogido hacia atrás”.

Un testigo anotó el número de matrícula del automóvil implicado en el robo. Los investigadores rastrearon al conductor del automóvil, que los condujo a la casa donde vivía Rick.

Luego, el conductor fue al ministerio público, donde revisó fotos de personas con el nombre de Richard y Rick que coincidían con la descripción que le habían dado la víctima y un guardia de seguridad.

El conductor identificó a Jones como Rick. La víctima también lo hizo durante una audiencia preliminar y luego en el juicio. Pero en el momento del robo, Jones estaba en la fiesta de cumpleaños de su novia, donde varios invitados testificaron que lo vieron.

Su coartada no influyó en el jurado y Jones, quien tenía antecedentes penales, fue condenado por los cargos de robo agravado y sentenciado a 19 años de prisión.

Jones apeló y perdió. Luego se enteró del Proyecto Inocencia del Medio Oeste, que se asocia con el Proyecto para la Inocencia de la Universidad de Kansas.

Encontrando al doble

El equipo del Proyecto Inocencia eventualmente localizó al que creen es el verdadero “Rick”. Se trata de Ricky Lee Amos, quien se parece mucho a Jones y que vivía en la dirección relacionada con el crimen.

Esta información se presentó a los testigos que, cuando se les mostraron las fotos de los dos hombres, ya no pudieron decir con seguridad que Jones era el ladrón. Después de eso, un juez desechó la condena de Jones y lo liberó el 8 de junio de 2017.

El plazo de prescripción del crimen ha pasado, por lo que si hay un caso contra Amos, no se le puede procesar.

Richard Jones se reúne con sus seres queridos tras ser liberado de prisión en 2017.

En busca de un nuevo comienzo

Junto con los US$ 1,1 millones, el tribunal ordenó el martes que Jones recibiera lo siguiente: un certificado de inocencia, que el registro de su arresto y condena sea borrado, la destrucción de cualquier muestra biológica asociada a su caso, así como asesoramiento y permiso para participar en el programa estatal de beneficios de atención médica para los años 2019 y 2020.

Alice Craig, abogada del Proyecto Inocencia que trabajó para liberar a Jones, dijo en el momento de su liberación que el hombre no sentía animadversión por Amos.

“No lo creo, porque no es culpa de Ricky que esto haya ocurrido, pero al final es él quien creemos que fue el responsable del crimen”, dijo Craig. “Ricky nunca ha admitido el crimen y creo que (Jones)… estaba algo decepcionado porque no lo reconociera”.

Carma Hassan y Laura Diaz-Zuniga de CNN contribuyeron con este informe