CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Hijas de médico dicen que su padre diagnosticó a Trump con espolones óseos como «favor» a Fred Trump, según The New York Times

Por Veronica Stracqualursi

(CNN) — Las hijas de un podólogo, un médico especializado en tratamiento de pies, de Queens, dicen que su difunto padre diagnosticó al presidente Donald Trump con espolones óseos para ayudarlo a evitar el reclutamiento de la Guerra de Vietnam como un «favor» para su padre Fred Trump, según un nuevo informe publicado el miércoles.

El Dr. Larry Braunstein, un podólogo que murió en 2007, contó a menudo la historia de que proporcionó a Donald Trump el diagnóstico de espolones óseos en sus talones para que pudiera estar exento del servicio militar, según le dijeron las  dos hijas del médicos —la Dra. Elysa Braunstein y Sharon Kessel— a The New York Times.

«Era un saber familiar», dijo Elysa Braunstein al Times, y agregó que la historia era «algo que siempre discutiríamos» entre familiares y amigos.

The New York Times no encontró documentación para ayudar a corroborar el relato de la familia, quienes se describieron a sí mismos como demócratas a quienes no les gusta Trump, y Elysa Braunstein no estaba segura de si su padre alguna vez examinó a Donald Trump.

La Casa Blanca no respondió la solicitud del Times para una entrevista con el presidente ni respondió preguntas sobre su historial de servicios.

El Dr. Braunstein le pagó alquiler por su oficina en Jamaica, Queens, a Fred Trump en la década de 1960, informó el Times, citando registros. Sus dos hijas le dijeron al Times que su padre proporcionó el diagnóstico de espolones óseos como una cortesía para Trump padre.

publicidad

«Sé que fue un favor», dijo Elysa Braunstein al periódico, quien agregó que el «pequeño favor» le dio a su padre «acceso» a Fred Trump.

«Si pasaba algo malo en el edificio, mi padre llamaba y (Fred) Trump se ocupaba de ello de inmediato», dijo a The New York Times.

Elysa Braunstein también le dijo al periódico que su padre dio a entender que Trump no tenía una enfermedad en los pies.

En 1968, después de recibir cuatro aplazamientos de reclutamiento debido a sus estudios, a Donald Trump le diagnosticaron espolones en los talones a la edad de 22 años, siete años antes de que terminara la guerra de Vietnam.

En una entrevista de 2016 con The New York Times, Trump afirmó que un médico «me dio una carta —una carta muy fuerte— sobre (el tema de) los talones» para darles a los funcionarios de reclutamiento. En la entrevista, Trump no pudo recordar el nombre del médico.

Dan Merica de CNN contribuyó a este informe.