CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Argentina

Argentina

2018, el año del #MeToo en Argentina: tres casos de abuso o acoso sexual que sacudieron al país

Por CNN Español

(CNN Español) — 2018 fue el año del #MeToo en Argentina.

Este año, varias mujeres salieron a hacer públicas denuncias de abusos sexuales contra personajes de la vida pública del país. Las denuncias desencadenaron otras, y la discusión sobre la violencia contra las mujeres se puso en la mesa en Argentina, un país que a su vez está azotado por la ola de feminicidios y en el que se mata a una mujer cada 32 horas, según la organización La Casa del Encuentro.

Solo en diciembre, al menos tres mujeres salieron públicamente a denunciar que habían sido víctimas de acoso o abuso sexual.

Uno de estos casos ocurrió recientemente con Thelma Fardín. La actriz de 24 años denunció penalmente al actor Juan Darthés por violación. Fardín dijo que hace unas semanas que los hechos habían ocurrido en 2009, cuando ella aún era menor de edad y viajaron en una gira para promocionar la telenovela Patito Feo, del que ambos hacían parte.

“Durante nueve años lo anulé para poder seguir adelante”, dijo ella en un video publicado en redes sociales hace unas semanas. La actriz agregó que el hecho de que otras mujeres denunciaran al actor, la animó a hacer público su caso.

El proceso legal de Thelma Fardin para denunciar a Darthés en Nicaragua

Juan Darthés se defendió de las acusaciones y dijo que no era cierta la versión de Fardín. En una entrevista con el medio A24, el actor contó una versión diferente, diciendo que fue ella la que se le insinuó y al final, él la sacó de la habitación del hotel. “Yo nunca violé a nadie”, dijo.

Una semana después, Darthés salió de Argentina rumbo a Sao Paulo, Brasil, una medida que según su abogado Fernando Burlando, es para hacer valer sus derechos, mientras que para Fardín y su defensa, aunque no constituye un delito, sí es una maniobra para obstruir la justicia, pues Darthés nació en Brasil, un país que no extradita a sus connacionales.

MIRA: Así se defendió Juan Darthes: “Yo nunca hice eso, yo nunca violé a nadie”

En el caso de Darthés, otras tres actrices también lo acusaron de acoso: Calu Rivero, Ana Coacci y Natalia Juncos ya habían hecho acusaciones públicas por acoso contra el actor, pero nunca lo denunciaron ante la justicia por motivos personales. La denuncia que interpuso Thelma Fardin sería la primera de tipo penal.

Y como respuesta a esas denuncias públicas de Rivero, Coacci y Juncos, Darthés las denunció por “calumnias e injurias”. CNN conoció a través del juzgado 39 que por estas denuncias se han llevado a cabo mediaciones entre las partes sin llegar a un acuerdo, por lo tanto, irán a juicio.

Los políticos

Días después que se conociera el caso de Darthés, políticos también fueron acusados de violencia en contra de las mujeres.

A mediados de diciembre, Claudia Mabel Guebel, una empleada del Congreso de Argentina, presentó una denuncia penal contra el senador Juan Carlos Marino por acoso y abuso sexual.

“No intentó, lo hizo”, dijo Guebel en diálogo con una cadena radial local cuando se le preguntó si el senador había hecho algún intento de tocarla. “Acá no hubo ningún intento”.

“Este es el momento justo de decir las cosas como son, que cada uno se haga responsable de sus acciones”, agregó.

Tras unos días de silencio, el senador negó las acusaciones en su contra leyendo una carta al inicio de la sesión plenaria.

“Niego haber tenido, respecto de la denunciante, una situación como la que se ha denunciado en la causa, de la cual es bueno decirlo no he sido formalmente notificado sino que he tomado conocimiento por los medios de comunicación”, dijo el senador el pasado 19 de diciembre.

Marino agregó que está colaborando con la justicia en la investigación en su contra y puso a disposición su “fuero como senador de la nación”.

Y por esos días, en otra mujer acusó a otro político, esta vez un senador provincial, de abuso sexual.

Teff Solange, una militante de la agrupación juvenil La Cámpora, acusó públicamente al senador de la provincia de Buenos Aires, Jorge Romero por supuestamente haberla encerrado en el baño, y presionarla para que le practicara sexo oral; según su relato, no le practicó sexo oral. Los eventos, dijo ella, ocurrieron en 2017. La acusación pública la hizo “gracias a la valentía” de Thelma Fardín al denunciar al Darthés, según dijo en su cuenta de Facebook el pasado 13 de diciembre.

Tras las denuncias, Romero no hizo referencia específica al caso, pero dijo que daría “un paso al costado de mis responsabilidades políticas” para que el partido aplique el protocolo, y aseguró que en el pasado tuvo “prácticas machistas” que parecerían normales para entonces, dijo en su cuenta de Twitter.

“Soy un varón criado en una sociedad patriarcal. Además soy un militante político con responsabilidades. Desde ese lugar, y a la luz del trabajo de visibilizacion que han hecho mis compañeras de la organización donde milito, puedo ver que en el pasado tuve prácticas machistas que en ese momento parecían naturales”, escribió en su cuenta de Twitter. “Es por eso que he decidido dar un paso al costado de mis responsabilidades políticas para someterme a los procesos que determine la aplicación del protocolo que la organizacion ha generado para éstos casos”.

En un comunicado, el partido se refirió a la denuncia de Solange y dijo que a Romero se le quitaron ciertas responsabilidades dentro de la colectividad por estas conductas.

“A partir de la denuncia pública contra Jorge Romero, senador provincial y quien hasta ese momento se desempeñaba como responsable político de la Provincia de Buenos Aires, la organización definió la aplicación inmediata del Protocolo. De esta manera, se le quitaron todas las responsabilidades políticas dentro de la organización, y no puede participar en los espacios de militancia en tanto dure la aplicación del mismo”, dice el comunicado emitido el 18 de diciembre.

“Nos estamos involucrando con todas las situaciones que tomaron estado público, pero no podemos desconocer la operación mediática montada como un aprovechamiento político de los grupos de poder a quienes nada les interesa la integridad de las mujeres”, añade el comunicado.