CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Indonesia

Volcán de Indonesia que desató el tsunami pierde dos tercios de su altura

Por Joe Sterling

(CNN) — Anak Krakatoa, el volcán de Indonesia que provocó un tsunami mortal hace una semana, ha perdido dos tercios de su altura, dijo una agencia gubernamental.

La altura del volcán pasó de 338 metros sobre el nivel del mar a 110 metros, dijo el Centro de Vulcanología y Mitigación de Riesgos Geológicos de Indonesia en un informe.

Erupciones adicionales de lunes a jueves también hicieron que el volcán perdiera un volumen de 150 millones a 180 millones de metros cúbicos, según el informe. Su volumen es ahora de 40 a 70 millones de metros cúbicos.

El tsunami del 22 de diciembre fue provocado por una erupción volcánica que causó que una porción de 64 hectáreas de Anak Krakatau se deslizara hacia el océano.

Las agencias gubernamentales y de rescate citaron múltiples factores en la ola que azotó las costas en las islas de Java y Sumatra. La erupción llegó con la marea alta durante la luna llena, y el Estrecho de Sunda, que corre entre Java y Sumatra, también había estado experimentando una gran cantidad de lluvia.

Imágenes satelitales de antes y después del volcán Anak Krakatau

El sábado, Indonesia revisó el número de personas que murieron en el tsunami de la semana pasada a 426 personas —corrigiendo la cifra anterior de 430—, citando duplicaciones en grabaciones del gobierno.

En una conferencia de prensa el viernes, Sutopo Purwo Nugroho, un portavoz de la agencia de gestión de desastres de Indonesia, dijo que 7.202 personas habían resultado heridas, 29 personas seguían desaparecidas y 43.386 habían sido desplazadas.

Las autoridades dijeron esta semana que se habían colocado sensores cerca de Anak Krakatau para una mejor detección de la actividad dentro del volcán con la esperanza de proporcionar una advertencia sobre las erupciones.

Las autoridades indonesias han sido criticadas rotundamente por el estado del sistema de detección y alerta de tsunamis del país, que ha estado prácticamente inactivo desde al menos 2012.

El nivel de alerta para el volcán se mantiene en su segundo nivel más alto: nivel 3. Los temblores continúan y un flujo piroclástico, una mezcla de ceniza, roca y gases volcánicos, se extiende a 2 kilómetros del cráter. El flujo piroclástico puede ser mucho más peligroso que la lava.

Más de la mitad de la población ha sido evacuada en las islas Sebesi y Sebuku cerca de Anak Krakatau en el estrecho de Sunda.