CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Perú

Declinan dos candidatos propuestos para reemplazar a fiscales del equipo especial para el caso Odebrecht en Perú

Por CNN Español

(CNN Español) — Los fiscales Frank Almanza y Marcial Paucar no aceptaron integrar el Equipo Especial del Ministerio Público que se encarga de investigar los delitos de corrupción en los que habría incurrido al empresa Odebrecht en Perú, informó la agencia de prensa estatal Andina.

Almanza y Paucar reemplazarían a Rafael Vela y José Domingo Pérez, los dos investigadores que fueron retirados de sus cargos este 1 de enero por el fiscal de la Nación Pedro Chávarry. La decisión produjo marchas en Perú en la víspera de Año Nuevo.

Pacuar dijo que tanto él como Almanza declinaron al ofrecimiento “por el bien de la institución”.

Perú: ¿Hay mecanismos legales para destituir a Pedro Chávarry?

Pedro Chávarry, fiscal general de Perú, se posesionó recientemente como fiscal de Perú.

“Ayer tuvimos una conversación con Almanza y hoy hemos presentado, por el bien de la institución, por el bien de proceso de corrupción más grande del país y para que no se perjudiquen las investigaciones, nuestra declinatoria al cargo”, dijo Paucar en declaraciones a periodistas en Lima, reportó Andina.

Según el magistrado Paucar, el plan del presiente Martín Vizcarra de declarar en emergencia al Ministerio Público de Perú, fue la razón por la cual, junto con Almanza, declinaron al ofrecimiento de Chavarry.

“Este proyecto para intervenir al Ministerio Público limitaría la autonomía e independencia que se puede realizar(…). Frente a este nuevo escenario no (queremos) que se perjudique la institución. No tenemos intención para mantenernos en el cargo. Nosotros tomamos esta decisión por la institución”, dijo Paucar.

Vela y Pérez encabezan el Equipo Especial de Fiscales y tienen a su cargo más de 40 investigaciones, entre ellas, las de cuatro expresidentes peruanos: Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski, por el caso Odebrecht en Perú.

Ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Marcelo Odebrecht confesó que su empresa pagó en el país andino hasta 29 millones de dólares en sobornos a sus autoridades, entre 2005 y 2014.

Durante ese lapso gobernaron el Perú Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala. La empresa Odebrecht, por su parte, ganó licitaciones por obras que ascienden a 12.534 millones de dólares. Los tres exmandatarios niegan los señalamientos. Por este caso, para Toledo, quien se encuentra en EE.UU., existe un pedido de prisión por parte de la Fiscalía aprobada por el Poder Judicial. Ollanta y su esposa Nadine Heredia fueron puestos en prisión preventiva pero fueron liberados en mayo de 2018 y serán investigados en libertad.

El Equipo Especial de la Fiscalía investiga al expresidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) por los vínculos entre Odebrecht y la firmas First Capital y Westfield Capital, empresas vinculadas al mandatario y a un ex socio suyo. PPK ha negado siempre cualquier irregularidad en este caso. Kuczyinski renunció a la presidencia de Perú en marzo de 2018 tras un segundo pedido de vacancia.

Según Pedro Chávarry, la máxima autoridad de la fiscalía peruana, aunque fue él quien designó a Vela y Pérez, “a través de los medios de comunicación se ha venido exponiendo una serie de hechos que atentan, como ha sido público contra el principio de la jerarquía funcional, afectando la institucionalidad de Ministerio Público, y vulnerando el principio de la reserva de la investigación”.

El resto de fiscales integrantes del Equipo Especial que permanecen en sus cargos, también emitieron un pronunciamiento de “rechazo a la injusta decisión” del fiscal de la Nación y dijeron que se encuentran “evaluando nuestra continuidad como integrantes del Equipo Especial en tanto dicha decisión no se revierta”.

Según ellos, la decisión tomada por el fiscal de la Nación “afecta la lucha contra la corrupción” así como “frustra la firma del acuerdo de colaboración con la empresa Odebrecht” que debía ser refrendado el 11 de enero en Brasil.